902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

Seis de cada diez empresas han incorporado el e-learning en su oferta formativa laboral y un tercio de las compañías disponen de una estrategia de aprendizaje digital, según pone de manifiesto el segundo European Digital Learning Benchmark, un estudio realizado por CrossKnowledge en 2015 sobre 114 empresas europeas.

Las ventajas que ofrece la capacitación online en el sector empresarial, tanto para los trabajadores como para los empleadores, están cada vez más extendidas: más flexibilidad, adaptabilidad, ahorro, personalización…

 

Guía gratuita:  Cómo potenciar el desarrollo personal y profesional

 

Ahora bien, a nivel de participante de la acción formativa, tanto si somos profesionales como si estamos preparándonos para acceder al mercado laboral, nos debemos plantear cómo podemos sacar el máximo partido a los cursos de e-learning y mejorar nuestro crecimiento personal a través de la capacitación digital.

Existen una serie de pautas o consejos que nos ayudarán en este objetivo:

  • Abrir nuestro radio de acción. A la hora de elegir la formación debemos olvidar los límites de los cursos tradicionales. Vivimos en un mundo globalizado. ¿Por qué no explotar esta circunstancia? Al ser cursos online, tendremos acceso a infinidad de contenidos de todo el mundo, lo que nos permitirá estar a la última en cuanto a tendencias y nuevas técnicas, así que lo primero es saber hacia dónde se dirige el futuro en la temática en cuestión y buscar acciones formativas para ello, dentro o fuera del país. Por ejemplo, ¿por qué vamos a hacer un curso sobre estrategias de marketing de hace diez años cuando podemos aprender las últimas técnicas? De este modo, conseguiremos ser innovadores en nuestro sector y estar preparados para el futuro, lo que contribuye a la mejora de nuestro crecimiento personal.
  • Cambiar nuestra mentalidad sobre el aprendizaje. Todos –o la gran mayoría- nos hemos formado desde niños a través de la educación presencial. Sin embargo, el e-learning tiene su propia metodología y, para aprovechar al máximo su impacto en nuestro crecimiento personal, debemos comprender cómo funcionan los cursos online y aplicar estas pautas al proceso de aprendizaje, desarrollando una actitud más autónoma, proactiva y responsable durante la realización de la acción formativa.
  • Interactuar en el aula virtual. La educación online no se basa en una relación entre el alumno y el ordenador; igual que la formación tradicional, el e-learning facilita la interacción de los estudiantes y tutores a través de diferentes plataformas. En este sentido, para un máximo crecimiento personal, debemos compartir nuestras ideas y dudas en los foros o aulas virtuales, debatir con los compañeros los temas y enriquecernos con las aportaciones del resto de participantes a través del aprendizaje colaborativo.
  • Preguntar, preguntar, preguntar. Reiteramos la necesidad de que el alumno virtual no se limite a leer los contenidos y realizar las pruebas. Los cursos online cuentan con tutores expertos, igual o más capacitados que los profesores de las clases presenciales, así que ante cualquier duda, debemos acudir a ellos. Sería como levantar la mano en el aula tradicional, solo que aquí este gesto se convierte en pulsar un botón.
  • Repasar los contenidos. Otras de las ventajas del e-learning es que permite el acceso a los contenidos de forma permanente. Aunque pase el tiempo, siempre podemos volver a revisar el temario para refrescar los conocimientos por lo que los efectos en el crecimiento personal del alumno son duraderos.

No obstante, aunque estos consejos pueden ser aplicados en cualquier acción formativa digital, si queremos potenciar nuestro crecimiento personal de forma exponencial debemos tener en cuenta que en el mercado existen excelentes cursos específicos para el desarrollo de habilidades y competencias personales, como el que imparte la Escuela Europea de Management.

 

New Call-to-action