902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

“Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones en las que puedan aprender”. Si Albert Einstein ya hablaba de la personalización del aprendizaje en el siglo XX, hoy día, las posibilidades en las acciones formativas se han disparado gracias a la aparición de internet y del e-learning o cursos a distancia.

Además del mayor acceso a la formación y educación que supone el aprendizaje online, el e-learning posibilita que cada alumno pueda configurar los cursos a distancia en función de sus necesidades y objetivos. ¿Qué quieres estudiar? ¿Cómo deseas hacerlo? ¿Cuál es tu disponibilidad? ¿Qué método prefieres?… Las posibilidades son muy numerosas.


Guía: ¿Buscas trabajo? Descubre los factores clave que influyen en tu  contratación

¿Hasta qué punto llega la personalización de la formación online? Para Mia MacMeekin, en una infografía publicada en Net-Learning, el aprendizaje puede configurarse en los siguientes aspectos:

  • ¿Qué quieres aprender? Los cursos e-learning permiten a los estudiantes seleccionar entre una infinidad de materias. Pero no solo eso. Además de los contenidos en sí, los alumnos también pueden elegir el grado de profundidad de las acciones formativas: si desean abordar un tema específico con el máximo detalle o si prefieren acercarse a una materia a nivel general, por ejemplo. En este sentido, un profesional que quiera mejorar sus competencias sobre un área en la que tenga experiencia buscará cursos a online de nivel experto, mientras que un joven que quiera ampliar sus conocimientos de cara a la inserción laboral, podrá optar por un nivel de iniciación o intermedio.
  • ¿Cómo quieres aprender? Se trata de plasmar en la elección de los cursos online a las preferencias de estudio. Mientras unos alumnos optan por la lectura de contenidos o la realización de ejercicios prácticos, otros apuestan por los vídeos explicativos, noticias de actualidad o podcasts como mejor vía para asimilar los conocimientos. Así, los potenciales alumnos podrán inscribirse en las acciones formativas en función de los recursos didácticos que emplee cada una de ellas.
  • ¿Por qué quieres aprender? No es lo mismo que un profesional decida hacer un curso de inglés para mejorar sus competencias lingüísticas en el desarrollo de sus funciones, que este mismo individuo desee reforzar el idioma por cuestiones estrictamente personales. Según el motivo que impulse al alumno a realizar el curso online, deberá optar por una u otra acción, de inglés aplicado a los negocios, en el primer caso, o de inglés para el día a día, en el segundo, por seguir con el ejemplo.
  • ¿Cuándo quieres aprender? La flexibilidad de los cursos e-learning también posibilita que los alumnos adapten las acciones a su disponibilidad, permitiendo desarrollar la formación online en cualquier lugar y horario. De este modo, si el interesado no dispone de demasiado tiempo, evitará matricularse en acciones que requieran de una gran dedicación.
  • ¿Con quién quieres aprender? En este caso, se trata de decantarse por una formación individual o en solitario, guiada puntualmente por un tutor, o apostar por cursos colaborativos, en los que exista un alto grado de participación de los estudiantes y se potencie el intercambio de aportaciones individuales como herramienta para el desarrollo de los contenidos.

Por tanto, dada la flexibilidad que conlleva la formación online, la elección de los cursos a distancia más apropiados para la persona debe pasar por una primera fase de definición de necesidades individuales si queremos aprovechar las ventajas y sacar el máximo provecho al  e-learning.

 

Post relacionados:



New Call-to-action