902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

El traslado del aula al entorno digital sigue avanzando y las cifras del e-learning son cada vez más extraordinarias. Por poner un ejemplo, Coursea, una de las plataformas de formación a distancia más populares, superó en septiembre de 2015 los 15 millones de usuarios inscritos, y cuenta con más de 60 universidades colaboradoras en todo el mundo.

Pero, además del mayor acceso a la formación que supone el e-learning –y en especial los MOOC (Massive Open Online Course), dado su carácter gratuito-, el sector de la educación online también se ha convertido en un campo profesional para muchas personas.

Es el caso del Salman Khan, un ingeniero eléctrico, matemático e informático, formado en Harvard y el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), que ha conseguido cifras récords en número de alumnos, con 26 millones de alumnos procedentes de 190 países, se ha convertido en el profesor con más estudiantes del mundo.

 

Guía gratuita:  Cómo potenciar el desarrollo personal y profesional

 

Inicio de la plataforma

Nacido en 1976, en el seno de una familia humilde de Nueva Orleans, Khan decidió en 2008 hacer un órdago en su vida y apostar su futuro a la divulgación del conocimiento a través de cursos de formación gratuitos. Y ganó la partida.

En la actualidad, la Academia Khan ha conquistado a personalidades tan relevantes como Bill Gates, y su fundador ha sido nombrado como una de las 100 personas más influyentes del mundo, según la revista Time, en 2012.

Su éxito se lo debe a una prima, una niña de 12 años a quien el analista ayudó con las matemáticas a través de conversaciones telefónicas. Su primera alumna debió de quedar encantada con el profesor, porque pronto se sumaron una quincena de hijos de  familiares y conocidos y, por sugerencia de un amigo, decidió grabar vídeos con las lecciones y subirlos a Youtube.

Solo un año después de su primera inmersión en la formación digital, su canal ya contaba con 100.000 seguidores y sus cursos sobre álgebra eran trending topic en las redes sociales. Respaldado por el apoyo del alumnado de todo el mundo, Khan decidió dejar su trabajo, posponer la compra de una vivienda y dedicarse por completo a crear una academia online gratuita.

Expansión del proyecto

Aunque en los primeros meses, la familia Khan veía incrementar notablemente el número de estudiantes, no ocurría lo mismo con las donaciones, hasta que en 2010, John Doerr, inversor en firmas de tecnología, decidió destinar 110.000 euros a la plataforma, al tiempo que el creador de Microsoft hablaba en una de sus charlas de lo bien que le iba a su hijo en matemáticas gracias a los cursos de la Academia Khan, y aportaba 3,5 millones de dólares al proyecto educacional.

Este fue el espaldarazo definitivo que necesitaba la plataforma, usada en la actualidad por más de un millón de profesores como complemento a sus clases. En ella se pueden encontrar cursos de matemáticas, Ciencia, Computación, Economía y Finanzas o Arte y Humanidades, desarrollados por el centenar de miembros del equipo. Solo hay que leer el eslogan de la Academia Khan para comprender cuál es el concepto y filosofía de su creador:

“Lo único que necesitas saber es que tú puedes aprender cualquier cosa”

 

New Call-to-action