902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

El mundo está cambiando a pasos agigantados y la dirección general de la empresa debe estar preparada para adaptarse a los nuevos tiempos. En un marco siempre en plena efervescencia, es importante no perder el norte y aplicar tendencias clave que permitirán la supervivencia de la compañía.

Nuevos marcos para la dirección general

Nuevos marcos aparecen en diferentes panoramas y a distintos niveles, lo que afecta, sin duda, a la dirección general de la empresa:

  • Un contexto internacional convulso, con China y Latinoamérica ralentizando su crecimiento y África mostrando un gran potencial para rivalizar como centro de producción.
  • A nivel económico, el petróleo parece que seguirá su tendencia a la baja. A ello se deben sumar el consumo colaborativo en pleno auge y las tensiones geopolíticas en Oriente Medio, que crean incertidumbre de cara a la inversión.
  • Las nuevas tecnologías siguen en pleno auge, con los dispositivos móviles cada día más importantes en las estrategias de marketing y pagos, una industria que aplica constantemente formas de consumo novedosas y el big data en explosión.
  • El consumo también está en plena revolución con la aparición de los millennials, auténticos nativos digitales, la reputación y la confianza como aspectos clave, o la necesidad de reconvertir a las empresas en grandes centros multiculturales que reflejen la capacidad para competir a nivel global, impulsando la innovación y la diversidad.

Guía: ¿Buscas trabajo? Descubre los factores clave que influyen en tu  contratación

Nuevas tendencias de la dirección general

En un contexto socioeconómico tan abiertamente inestable, es evidente que el papel de la dirección general en una empresa se convierte en clave para su supervivencia. Veamos por tanto algunas de las tendencias que se observan como posibles soluciones para superar la convulsa actualidad.

Dirección general como gestor del cambio

El cambio es la vida misma. Ahora, la propia dirección general debe ser la encargada de encabezar y gestionar ese cambio. Es su labor, por tanto, ayudar a los colaboradores a adaptarse a los nuevos entornos económicos, sociales y tecnológicos y alinear estrategias transversales y transformacionales es una tarea indispensable en toda empresa que aspire al éxito.

Creación de ambientes organizacionales atractivos

Como gestor del cambio, es una labor indispensable de la dirección general la creación de ambientes organizacionales atractivos que fortalezcan las relaciones entre el equipo. Un entorno inspiracional será perfecto para la comunicación, la transferencia de valores de la empresa, la alta productividad y la innovación y creatividad.

Retención del talento

En un mundo tan cambiante no sólo es importante saber identificar el talento, también es necesario retenerlo. Descubrir las fortalezas del equipo de trabajo e implementar estrategias para potenciarlas en un entorno adecuado que permita su desarrollo profesional y personal es un reto verdaderamente importante hoy en día.

Creación de estructuras más flexibles

Otra tendencia que se implanta con fuerza por parte de la dirección general de una empresa es la creación de estructuras más flexibles en las que el colaborador se sienta más implicado, autónomo y responsable. Se viaja hacia un modelo de auto-gestión para agilizar y potenciar los procesos, lo que implica menos gastos y mayor operatividad.

La dirección general tiene por delante un futuro realmente apasionante, dados los constantes vaivenes del mercado internacional. No obstante, con visión estratégica y actitud optimista, las adaptaciones a las nuevas tendencias serán realmente efectivas y exitosas.

 

New Call-to-action