902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

El 79% de los trabajadores no están implicados, comprometidos o comparten el entusiasmo en la toma de decisiones de las empresas, según el estudio Majority of U.S. employees not engaged despite gains in 2014 de Gallup.

El entusiasmo, clave en el liderazgo

Pese a estos datos, es la motivación laboral del capital humano lo que permite a las organizaciones avanzar y adaptarse a los nuevos escenarios, manteniendo su ventaja competitiva. Por ejemplo, las empresas con trabajadores altamente comprometidos aumentaron los ingresos dos veces y media más que aquellas con bajos niveles de implicación, según el estudio de Hay Group Giving everyone the chance to shine.

De hecho, de acuerdo con McKinsey, solo el 10% de éxito del cambio en las organizaciones se debe a conocimientos técnicos; el 90% restante se produce gracias a la motivación y disposición de los profesionales implicados. “Mantener el cambio requiere el entusiasmo y el compromiso de un gran número de personas en una organización durante un período prolongado de tiempo”, señala la consultora en How Centered Leaders Achieve Extraordinary Results.

Guía: Descubre cómo gestionar el talento para el liderazgo

Por tanto, para ser un líder extraordinario, debes aprender a contagiar su entusiasmo en la toma de decisiones a toda la plantilla, posibilitando que los trabajadores asuman como propios los objetivos y empleen todo su talento para lograr las metas propuestas.

El poder contagioso del entusiasmo

Para lograrlo cuentas con la ayuda de las neuronas espejo, que generan unas conexiones químicas en el cerebro humano que provocan un comportamiento imitativo entre las personas. Así, si demuestras un auténtico entusiasmo en la toma de decisiones, transferirás esta actitud al resto de trabajadores. “Cuando los líderes son sinceramente entusiastas y apasionados, eso es contagioso”, señala Kimberly Fries en 8 Essential Qualities That Define Great Leadership.

Debes ser consciente de que cada interacción puede marcar la diferencia, cada reunión puede ser inspiradora y cada discusión puede crear un compromiso más fuerte del equipo de trabajo. “Cuando los líderes entienden esto, comienzan a aprovechar cada interacción, buscan formas de alentar, apoyar, construir e inspirar y se dan cuenta del estado de ánimo que traen a la oficina y las implicaciones de estar desanimados, enojados o cansados, entienden que tienen una influencia tremenda con otras personas y que cada interacción cuenta”, afirma Joe Folkman en The #1 Fatal Flaw of Uninspiring Leaders

Contagiar el entusiasmo en la toma de decisiones

En este sentido, Kare Anderson en el artículo Cultivate Productive Enthusiasm In Yourself And With Others, aporta varios consejos para conseguir transmitir este entusiasmo en la toma de decisiones:

  • Busca el entusiasmo en tu interior. Con la rutina del día a día, es fácil que pierdas de vista lo que realmente importa y centres tus esfuerzos en solucionar asuntos urgentes y más triviales. Por ello, necesitas reconectar con ese entusiasmo interior, es decir, con esa emocionante meta que despierta tu pasión. Concentrar tu mente en recordar esa ‘chispa’ hará que tu entusiasmo crezca y afrontes el reto con más energía, del mismo modo que al sonreír –con más o menos ganas- mejoramos nuestro estado de ánimo.
  • Focaliza la oportunidad. Para contagiar el entusiasmo en la toma de decisiones es importante que apartes la vista de los problemas y las circunstancias adversas que rodean al proyecto y fijes tu atención en la solución en sí y la oportunidad que ello representa y compartas esta visión optimista con el resto de la plantilla. “Muestre a los empleados que su trabajo tiene un significado: para sentirse satisfecho con su trabajo, necesita saber que tiene un significado”, añade John Baldoni en Want to Improve Morale?
  • Comparte tu actitud. Como decíamos, las emociones son contagiosas, así que, si quieres transmitir entusiasmo en la toma de decisiones, debes mostrar esta actitud a los colaboradores. Para ello, la experta recomienda rodearse de personas positivas y competentes que ayuden a impulsar la iniciativa. De este modo, además, potenciarás el sentimiento de pertenencia al proyecto a partir de la participación de los trabajadores.
  • Celebra los avances. Para mantener este espíritu, no te olvides de celebrar las victorias, por pequeñas que sean. “Aproveche al máximo el impulso que obtiene con cada paso ganado con esfuerzo”, señala la autora.

Aprende esto y mucho más en el Curso Online Executive en Liderazgo y Gestión de Personas de la Escuela Europea de Management, un programa en el que reforzarás tus capacidades de líder y lograrás el desarrollo de los equipos de trabajo.


New Call-to-action