902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

Una de las cualidades que diferencian a los líderes extraordinarios es su capacidad de inspirar y motivar a los demás. Ahora bien, ¿cómo se puede conseguir este propósito? Por ejemplo, Warren Buffet es seguido por su experiencia, mientras que Oprah Winfrey es un referente por su calidez humana, lo que evidencia que existen diferentes caminos para alcanzar un liderazgo inspirador. ¿Cuál es el tuyo?
Guía: Descubre cómo gestionar el talento para el liderazgo

¿Qué es el liderazgo inspirador?

Para Daniel Pink, autor de Drive: The Surprising Truth About What Motivates Us, las teorías tradicionales sobre la motivación en el lugar de trabajo están equivocadas y apuesta por redirigir el enfoque del liderazgo inspirador hacia competencias directivas como dotar a los trabajadores de un propósito claro, facilitar su dominio profesional del área de la que se encargan y otorgar el empoderamiento suficiente para que puedan actuar con autonomía dentro de sus puestos.

En este sentido, los expertos en Liderazgo Jack Zenger y Joe Folkman, en el ensayo The Inspiring Leader: Unlocking the Secret Behind How Extraordinary Leaders Motivate recogen las conclusiones de un amplio estudio sobre el liderazgo inspirador, entendido como aquel liderazgo que inspira a los demás para alcanzar altos niveles de esfuerzo y rendimiento y activa la energía de los demás para obtener resultados excepcionales.

En la investigación, los autores acometieron 183.000 evaluaciones 360 a casi 14.500 líderes de todo el mundo, recopilando las habilidades que comprenden esta capacidad de inspirar y motivar al capital humano:

  • Desarrollan una sólida conexión emocional con los empleados.
  • Establecen metas ambiciosas, pero realistas.
  • Tienen una visión clara sobre las metas.
  • Poseen altas capacidades comunicativas.
  • Impulsan el desarrollo de los colaboradores.
  • Fomentan la coordinación y cohesión de los equipos, participando activamente en ellos.
  • Son innovadores.
  • Toman la iniciativa.
  • Dominan la gestión del cambio.
  • Son vistos por los subordinados como un ejemplo a seguir.

¿Cuáles son las ventajas del liderazgo inspirador?

La principal consecuencia de ser un líder inspirador es, lógicamente, esa capacidad para motivar a los demás. Sin embargo, los beneficios de este estilo de liderazgo también quedan patentes en el clima organizacional y los resultados de la empresa.

En concreto, según los estudios de Zenger&Folkman, el liderazgo inspirador conlleva un aumento notable del nivel de satisfacción y compromiso de la plantilla y la reducción de la rotación en la organización. De hecho, solo el 13% de los profesionales con directivos puntuados entre el 10% peor en liderazgo están dispuestos a realizar un esfuerzo adicional en su trabajo, mientras que, en los empleados cuyos líderes se sitúan en el percentil 90-100, este porcentaje aumenta hasta el 50%. Lo mismo ocurre con la intención de permanecer en el puesto de trabajo: solo uno de cada cuatro colaboradores con líderes situados entre el percentil 65 a 90 admite que piensa abandonar la empresa, frente al 50% de los trabajadores con jefes ubicados en el percentil inferior.

Esta mayor implicación del capital humano, a su vez, se traduce en una mayor satisfacción y fidelidad de los clientes. En consecuencia, los resultados financieros de la compañía aumentan. Así, en concreto, por cada mejora de 5 puntos en la felicidad del empleado, la satisfacción del cliente aumenta un 1,3%, lo que produce un incremento de los ingresos del 0,5%. Por ejemplo, en una empresa con unos ingresos anuales de 50.000 millones de dólares, un liderazgo inspirador puede disparar estos beneficios en 250 millones de dólares más al año.

¿Cómo ser un líder inspirador?

Ahora bien, cuando hablamos de liderazgo inspirador asociamos el concepto con personalidades carismáticas. De hecho, según una encuesta realizada a jóvenes de entre 20 y 30 años por el Foro Económico Mundial, Nelson Mandela, el Papa Francisco, Elon Musk (Tesla), Mahatma Gandhi y Bill Gates (Microsoft) ocupan los primeros puestos como líderes más inspiradores para los millenials.  Sin embargo, los análisis de Zenger&Folkman ponen de manifiesto que existen distintas formas de desarrollar un liderazgo inspirador:

  1. Conductores. Estos son los líderes que están muy centrados en lograr las metas marcadas, manteniéndose enfocados en cumplir los plazos y compromisos adquiridos en cada proyecto.
  2. Éticos. Se trata de aquellos directivos que priorizan la integridad y honestidad por encima de todo, desarrollando una conducta ajustada a las normas y basada en hacer lo correcto.
  3. Visionarios. Son los profesionales capaces de adelantarse al futuro, gracias a su capacidad de visión y su habilidad para mover a la plantilla hacia el cambio.
  4. Potenciadores. Comprende a aquellos ejecutivos que crean relaciones interpersonales positivas y fomentan la colaboración de los trabajadores, mostrándose siempre dispuestos a apoyar y ayudar a sus equipos, lo que se traduce en una dirección de atracción, en lugar de empuje.
  5. Entusiastas. Este rol de liderazgo inspirador abarca a aquellos directivos que muestran grandes dosis de pasión, vitalidad y vigor, presentando una actitud proactiva muy enérgica que es contagiada al resto de colaboradores.
  6. Expertos. Por último, también pueden ser líderes inspiradores aquellos superiores que poseen altos niveles de conocimiento y experiencia, una especialización que les permite resolver problemas rápidamente.

Eso sí, para conseguir un liderazgo inspirador, no hay que ser perfecto en todas las competencias ni asumir todos los roles; basta con fortalecer algunas de estas fortalezas para mejorar la capacidad de motivar a los trabajadores. ¿Cómo conseguirlo? En la Escuela Europea de Management contamos con el Curso Online Executive en Liderazgo y Gestión de Personas, un completo programa formativo para optimizar la eficacia profesional y las habilidades interpersonales de los líderes.

 





New Call-to-action