902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

Para ser un líder extraordinario, los directivos deben promover cambios dentro de las empresas mediante fórmulas efectivas, innovadoras y creativas que faciliten el bienestar, la motivación y la satisfacción de los trabajadores. ¿Qué pueden hacer los responsables de las organizaciones para controlar el estrés del capital humano?

Impacto del estrés en el trabajo

El estrés laboral es definido por la Organización Internacional del Trabajo como “la respuesta física y emocional a un daño causado por un desequilibrio entre las exigencias percibidas y los recursos y capacidades de un individuo para hacer frente a esas exigencias”.

Debido al aumento de la competitividad empresarial, el ritmo de trabajo en las empresas es cada vez más intenso, aumentando el riesgo de que los empleados sufran los efectos del estrés y el síndrome de burnout.

Guía: Descubre cómo gestionar el talento para el liderazgo

En este sentido, en Europa, hay más de 40 millones de trabajadores que sufren estrés en el entorno laboral, según la 4ª Encuesta Europea sobre las condiciones de trabajo elaborada por la Organización Mundial de la Salud. En España, por su parte, tres de cada diez profesionales admite que padece estrés laboral “siempre o casi siempre”, de acuerdo con la 6ª Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo España EWCS, del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

De hecho, el estrés en el trabajo se ha convertido en la patología con mayor prevalencia en las plantillas, siendo el motivo del 25% de las bajas laborales, según el informe de la Universidad de Valencia La Prevención de los riesgos psicosociales en España, Europa y Latinoamérica, y la causa de entre el 50% y 60% del absentismo, según el estudio OSH in figures: stress at work-facts and figures del Observatorio Europeo de Riesgos.

Medidas empresariales para controlar el estrés de la plantilla

Como consecuencia, las empresas registran mayores niveles de ausentismo, pero también la eficiencia de los equipos, el clima laboral y la productividad se ven afectados negativamente por este trastorno emocional, por lo que es indispensable que los directivos pongan en marcha medidas para controlar el estrés en el seno de las organizaciones.

¿Qué puede hacer la empresa para controlar el estrés?

En este sentido, son muchas las medidas que los líderes empresariales pueden adoptar para controlar el estrés de sus colaboradores. Estas son algunas de las acciones propuestas:

  • Políticas laborales. Según la Asociación Americana de Psicología, las principales causas del estrés en el trabajo son salarios bajos, exceso de carga de trabajo, falta de promoción y ausencia de retos en los puestos. Por tanto, las principales medidas para controlar el estrés en el trabajo deben sustentarse sobre políticas laborales que promuevan la motivación y la igualdad de oportunidades de los empleados.
  • Evaluación. Las empresas no van a poder controlar el estrés laboral si no cuentan con un proceso de evaluación continua de los niveles de estrés que presenta el capital humano y los detonantes que los generan. Para ello, los responsables de Recursos Humanos deben estudiar indicadores clave en esta patología, como la tasa de absentismo, rotación, productividad o quejas directas de los empleados, y prestar especial atención a las encuestas de satisfacción de los colaboradores.
  • Conciliación. La conciliación de la vida familiar y laboral es una de las principales demandas de los profesionales de hoy día, que ven cómo les resulta cada vez más difícil encontrar un equilibrio entre estas dos esferas. Por tanto, las organizaciones pueden activar programas de horarios flexibles, políticas de teletrabajo e iniciativas para facilitar el cuidado de los hijos, como guarderías en las oficinas.
  • ‘Soft landing’. Los programas de ‘soft landing’ facilitan un reingreso al puesto de trabajo de forma gradual y reducen la presión que este cambio conlleva. Así, tras unas vacaciones o una baja, la empresa permite al empleado, durante los primeros días, que realice parte de la jornada laboral desde casa o que acuda a la compañía durante unas horas.
  • Espacios de esparcimiento. Las jóvenes empresas tecnológicas han sido las impulsoras de este nuevo concepto de oficina, donde las mesas de trabajo comparten espacio con zonas de ocio que permiten a los empleados desconectar del trabajo.
  • Programas ‘healthy’. Otras empresas, para controlar el estrés de los trabajadores, ponen a disposición del capital humano iniciativas de actividad física o formación sobre hábitos de vida saludables, como clases de yoga, talleres de mindfulness, zonas habilitadas como gimnasios, charlas sobre nutrición o gestión de las emociones…
  • Oficinas ‘pet friendly’. Permitir a las mascotas acudir al trabajo contribuye a controlar el estrés de los trabajadores. Así lo pone de manifiesto un estudio de la Universidad Virginia Commonwealth y así lo están poniendo en práctica diversas compañías, como Google o Amazon.

Para convertirte en un auténtico líder, capaz de desarrollar equipos de alto rendimiento y dirigir proyectos de cambio como los anteriores, la Escuela Europea de Management imparte el Curso Online Executive en Liderazgo y Gestión de Personas de la mano de profesores de las mejores Escuelas de Negocio del mundo.





New Call-to-action