902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

Decía Jack Welch, presidente de la General Electric Company, que “cuando el ritmo de cambios dentro de la empresa es superado por el ritmo de cambios fuera, el final está cerca”. Para evitar esta situación, es preciso fomentar la innovación en la empresa y conseguir una ventaja competitiva que permita a la organización adaptarse a los nuevos escenarios.  

El papel del líder en la innovación

La innovación contribuye significativamente a mejorar la productividad y la calidad de la empresa, los componentes integrales de la estrategia y el éxito de la organización. De hecho, según el estudio Coeficiente R/I, elaborado por High Results y Azul Innovación, más del 80% de los directivos apuntan a la innovación como un factor muy importante para la consecución de los objetivos de la empresa.

Ahora bien, aunque la capacidad innovadora es una de las 16 características que definen a los líderes extraordinarios, esta meta no es una tarea exclusiva de un solo individuo. “La innovación es, muy rara vez, un espectáculo de una sola persona; casi siempre es un esfuerzo de equipo y la cultura que genera ese esfuerzo es el resultado de un líder”, sostiene Jack Zenger, autor de The Extraordinary Leader junto a Joseph Folkman.

Guía: La importancia de la dirección general en la gestión de personas

Innovación y liderazgo son una carretera de doble sentido. De acuerdo con Xavier Ferrás, autor de Principios del liderazgo innovador, “no hay liderazgo sin innovación, pues es imposible liderar la rutina; y no hay innovación sin liderazgo, pues la conducta humana suele ser reactiva al cambio y debe ser estimulada para avanzar hacia nuevos escenarios”.

Por tanto, en cualquier estrategia innovadora, el papel del líder es clave. No basta con disponer de un directivo innovador a nivel individual, sino que también es necesario que sea capaz de fomentar la innovación en la empresa a nivel global. Según señala Enrique Colomer en La innovación y el líder, “crear culturas innovadoras es crear condiciones favorables para conectar ideas, tecnologías o negocios que nadie antes había relacionado, pero sobre todo favorecer la conexión entre personas”.

Pautas para fomentar la innovación en la empresa

En este sentido, los expertos de Zenger&Folkman, en el artículo Nine Behaviors That Drive Innovation, desglosan los comportamientos que los líderes siguen para fomentar la innovación en la empresa, después de analizar las cualidades de más de 60.000 directivos de todo el mundo.

  1. Visión compartida. Los ejecutivos que mejores puntuaciones obtienen en liderazgo innovador son también capaces de crear una visión global de la compañía en coordinación con el resto de colaboradores. Así, en lugar de diseñar una estrategia de forma aislada y tratar de inculcarla al resto del capital humano, para fomentar la innovación en la empresa es importante involucrar al personal en el desarrollo de este plan de acción.
  2. Confianza. La confianza mutua es otra de las claves que definen a los líderes situados entre el 1% con mejor puntuación en habilidades innovadoras. Estos directivos muestran su respaldo al equipo, que siente que puede ser creativos, incluso aunque falle en el intento, devolviendo este trato con confianza hacia su superior.
  3. Desafío del status quo. Para innovar hay que pensar fuera de la caja, es decir, buscar soluciones y perspectivas divergentes que vayan más allá de lo tradicionalmente aceptado, contagiando al resto del equipo de este espíritu intrépido.
  4. Calidad ‘T’. Otro de los comportamientos que ayudan a fomentar la innovación en la empresa es marcar la creatividad y curiosidad como horizonte, pero –como si de una T se tratase- siempre anclando la toma de decisiones en amplios conocimientos sobre la actividad y el trabajo del equipo.
  5. Metas altas. Los líderes que crean equipos innovadores destacan por poner el listón extremadamente alto y desafiar a los profesionales a que consigan lo que, a priori, parecía inalcanzable.
  6. Agilidad. En un entorno marcado por los vertiginosos cambios, fomentar la innovación en la empresa requiere de una alta velocidad a la hora de plantear y ejecutar nuevas ideas. Por ello, los estudios de Zenger&Folkman sostienen que los líderes innovadores tratan de lograr los proyectos cuanto antes y del modo más eficaz posible.
  7. Constante flujo de información. Para conseguir equipos innovadores, los directivos deben saber hacer las preguntas correctas y escuchar activamente las propuestas, necesidades o miedos de los trabajadores.
  8. Trabajo en equipo. Los líderes que saben fomentar la innovación en la empresa necesitan trabajar codo con codo con sus colaboradores, dejando a un lado una perspectiva egocéntrica por otra grupal que ponga el énfasis en la colectividad.
  9. Fomento de la diversidad. Cuanto más diverso es un equipo, más opciones hay de que se lleguen a soluciones innovadoras, al disponer de más perspectivas sobre un mismo asunto.

Si deseas aprender a liderar personas y equipos, comunicarte y negociar y gestionar el cambio, te invitamos a que consultes el Curso Online Executive en Liderazgo y Gestión de Personas de la Escuela Europea de Management, un completo programa que te capacitará para asumir la función directiva y dirigir proyectos transformadores.

New Call-to-action