902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu
El peor líder es aquel a quien la gente desprecia. El buen líder es aquel a quien la gente reverencia. El gran líder es aquel que hace decir a la gente: «lo hicimos nosotros mismos Lao Tse
El tiempo que una persona permanece en una compañía, y su rendimiento, están determinados por su relación con su superior inmediato (de los que tienen buenos jefes, solo se marcha el 11 %; de los que tienen mala relación con su jefe, se marchan el 40 %) Zipkin, Gallup Organization, encuesta sobre 2.000 empleados de 700 empresas, 2000

Planificar, Organizar, Dirigir y Controlar son las funciones que, hace años,  aprendimos como básicas y necesarias para liderar equipos. Hoy, es obvio, las circunstancias son otras y requieren otro perfil de líder, otras funciones clave además de las anteriores. Nos abocamos a la figura del líder total, más competente y de funciones cada vez más amplias, lo que, a su vez, es un atractivo reto para los líderes.

¿Y cuáles son esas funcione del líder total? Las agrupamos en 7, que catalogamos de ineludibles por el líder total:

las siete funciones ineludibles del verdadero lider

Es interesante dividirlas en dos categorías:

  • Unas son actividades hard, que se enfocan a los resultados inmediatos; son las que permiten “facturar a final de mes”. Las funciones clásicas se engloban en este bloque
    Otras son actividades soft, orientadas a las personas, que permiten crear y mantener el equipo como un equipo de alto rendimiento, el compromiso de la gente, los resultados sostenibles en el tiempo

[cta_hubspot id=3465]

Pasamos a detallarlas:

Mandar

Dar instrucciones para que se cumplan (para que el trabajo se haga), dicho sin despotismo y sin creerse superior, y controlar el trabajo realizado. Se precisa para ello tener una lógica adecuada, carácter pare decir lo que haya que decir, habilidad comunicativa. Incluye hacer que se conozcan las consecuencias de no cumplir las instrucciones, pero también valorar el trabajo bien hecho y a las personas que lo han hecho.

A veces cuesta “mandar” pero es necesario hacerlo. Evitar los conflictos, querer contentar a todo el mundo aún a riesgo de no conseguir resultados no acarrea mas que consecuencias nefastas. Como dijo una vez un cómico: “No conozco el secreto del éxito, pero el secreto del fracaso es querer contentar a todos”.

En el día a día, cuando no hay tiempo par los debates, el líder ha de ejercer la actividad Mandar. Es propia de tareas sencillas, inmediatas o imperativas, y también para empleados que no tienen motivación. Pero se trata de mandar de forma “situacional”

¡¡¡OJO!!!: A MUCHOS JEFES –malos- LES ENCANTA EL ROL DE SOLO MANDAR/SUPERVISAR (se siembra desconfianza); ELLO ORIGINA “ABSENTISMO EMOCIONAL” (ausencia mental) Y MENOR PRODUCTIVIDAD

Gestionar

Planificar lo que debe hacerse, organizar las etapas y los medios necesarios, asignar los recursos necesarios, dar pautas de actuación (dando ejemplo de comportamiento), conseguir “que la gente haga cosas”. Incluye delegar adecuadamente.

Es una actividad propia cuando se dirige a empleados competentes, integrados, involucrados. Pero se trata de gestionar de forma “situacional”.

Cohesionar

Definir Misión, Visión, Valores, Políticas, conocer las inquietudes de la gente, crear equipo, dar reconocimiento. Incluye no dejarse llevar por el posible “chantaje emocional” de algún colaborador

Aceptar

Ejercer de responsable, fomentar la comunicación activa, pedir ideas, escuchar a otros, aceptar sugerencias, generar compromiso a través de la participación activa de todos, lo que incluye: que cada cual se trace sus objetivos y planes, que cada cual mida y comprenda los resultados de sus acciones, celebrar reuniones periódicas con el equipo

En definitiva: hacer que los colaboradores sean protagonistas. Es una actividad propia cuando se dirige a empleados competentes, integrados, involucrados; no apropiada en tiempos de crisis. Pero se trata de actuar de forma “situacional”.

Orientar

Trazar Visión, Metas, Estrategias y Objetivos, y comunicarlos. Mostrar los retos y el camino para alcanzarlos, y hacer que se compartan para, a partir de ahí, buscar que se responsabilicen en la dirección que lleva a ellos. De alguna forma es “evangelizar” y dar la “buena nueva” de un futuro mejor. Con ello se hace efectiva la frase “No hay equipo sin líder ni líder sin equipo”.

Entrenar

Favorecer el desarrollo el desarrollo de las personas, formar, captar talento, hacer que crezcan personal y profesionalmente, hacer que se marquen objetivos y que reconozcan sus fortalezas y sus debilidades. Es importante para ello que haya coherencia entre los Valores de la organización y los de las personas. Esta actividad está enfocada a la gente positiva, a la que se exige a sí misma, a la que es consciente del desfase entre la percepción que tiene de sí misma y la que los demás tienen de ella

Representar

Crear clima, dar la cara por la organización, defender a la gente. También es transmitir opiniones y decisiones superiores, divulgar los resultados obtenidos y las iniciativas aportadas, defender las decisiones del equipo, celebrar los éxitos, agradecer las aportaciones y trazar nuevos retos.


liderazgo



 Este post ha sido escrito por Francisco A. Bonora Xerri, consultor y formador en Calidad y Personas en el grupo Pya