902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

El tiempo vuela y, si hace unas semanas estábamos quejándonos del calor del verano, en un abrir y cerrar de ojos estaremos dando la bienvenida al nuevo año. ¿Qué nos depara 2017 en cuanto a innovaciones tecnológicas del sector empresarial?

La revista Forbes publicó recientemente un artículo en el que señala los puntos a los que los directivos y gerentes de las compañías deben prestar atención el próximo año.

 

Guía: La importancia de la dirección general en la gestión de personas

Big Data

El Big Data lleva años colándose en las listas de tendencias del sector empresarial, pero es que esta herramienta de recogida y evaluación masiva de datos aún tiene mucho que ofrecer al sector empresarial.

En 2017 veremos cómo esta tecnología sigue expandiendo sus tentáculos en todos los ámbitos económicos, desde compañías de fabricación industrial hasta organizaciones de prestación de servicios y pequeñas y medianas empresas. Asistiremos también a la alianza del Big Data con otras innovaciones tecnológicas, como redes sociales, geolocalizadores, dispositivos electrónicos…

Por ejemplo, el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y Ford Motors se han asociado recientemente para generar patrones de tráfico y circulación en tiempo real a partir de los datos obtenidos de los móviles de los conductores de Boston. Antes, estos mapas necesitaban años de trabajo.

Móviles

Lejos quedó el concepto de teléfono móvil como instrumento para realizar llamadas o enviar mensajes y correos electrónicos. Los smartphones se han convertido en una oficina portátil y esta idea seguirá desarrollándose a lo largo de 2017.

No solo los profesionales serán los protagonistas de esta evolución; los consumidores, por su parte, se animarán cada vez más a utilizar sus dispositivos como medio de compra, un comportamiento al que deben estar atentas las empresas.

Banca digital

La revolución digital también va a salpicar de lleno al sector bancario en 2017, pues ya disponemos de las innovaciones tecnológicas que permiten a las máquinas recopilar ingentes cantidades de datos y tomar decisiones en base a ellas en fracciones de segundo.

De hecho, según un estudio desarrollado por Citigroup, la banca automatizada podría reemplazar el 30% de los puestos de trabajo de este sector en la próxima década.

También los pagos sufrirán una evolución en el próximo año, con la consolidación de la banca móvil y las operaciones bancarias a través de los smarphones, por lo que las compañías que no quieran perder clientela deben empezar a implantar este sistema.

En este sentido, cabe destacar que las startups vinculadas a la tecnología financiera han recaudado más de 22,3 millones de dólares en 2015, un crecimiento anual del 75%.

Internet de las cosas

La interconexión digital de aparatos de uso cotidiano, tanto en el mercado de consumo como en el de B2B, seguirá in crescendo y las empresas no pueden quedar ajenas a este fenómeno.

La tendencia pasa por digitalizar todos los aspectos de la organización, desde los sistemas de seguridad o climatización, hasta el material de oficina y las herramientas de trabajo de los empleados, de modo que se promueva e concepto de oficina inteligente, donde los profesionales pueden controlar su puesto a través de un dispositivo móvil, sin importar el lugar o la hora.

Teletrabajo

Dadas las facilidades que aportan las innovaciones tecnológicas a los profesionales, a nivel de Recursos Humanos, asistiremos durante el próximo año a la expansión del trabajo a distancia, muy demandado por los jóvenes que se incorporan al mercado laboral.

Está en la mano de las compañías, atraer y retener el talento de las nuevas generaciones mediante la puesta en práctica de políticas que apuesten por la flexibilidad de la jornada laboral.

 

New Call-to-action