902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

Mejorar el producto, los procesos, la comercialización o el sistema organizativo de una empresa son los cuatro objetivos del espíritu innovador empresarial, metas que pueden ser optimizadas con una capacitación específica de los equipos, hacia esta habilidad, mediante dinámicas para desarrollar la innovación en la empresa.

¿Qué es la innovación?

Según el Manual de Oslo de la Innovación, “se entiende por innovación la concepción e implantación de cambios significativos en el producto, al proceso, el marketing o la organización de la empresa con el propósito de mejorar los resultados”.

Para ello, las compañías desarrollan y aplican nuevos conocimientos y tecnología “que pueden ser desarrollados internamente, en colaboración externa, adquiridos mediante servicios de asesoramiento o por compra de tecnología”.

Por su parte, Richard R. Nelson y Sidney G. Winter, en An Evolutionary Theory of Economic Change, añaden un factor determinante al concepto de capacidad innovadora: la imaginación. Para estos autores, innovar es realizar “un cambio que requiere un considerable grado de imaginación y constituye una rotura relativamente profunda con la forma establecida de hacer las cosas y con ello crea, fundamentalmente, nueva capacidad”.

Guía gratuita: Cómo potenciar el desarrollo personal y profesional
Como afirma Jorge González Moore, “la innovación constante es la única forma de mantenerse competitivo, porque ninguna ventaja es sostenible en el largo plazo”.

¿Por qué impulsar la innovación en los equipos?

Ahora bien, es habitual que tanto organización como plantilla tiendan a refugiarse en la zona de confort, atraídos por la seguridad que aporta trabajar sobre campos que se dominan. Sin embargo, como explica Jack Welch, “cuando el ritmo de cambios dentro de la empresa es superado por el ritmo de cambios fuera, el final está cerca”.

Fomentar el espíritu creativo y trasgresor de los equipos en cualquiera de los tipos de innovación contribuye al éxito empresarial de forma notable en diferentes ámbitos:

  • Permite a la compañía adaptarse al nuevo contexto.
  • Incorpora ventajas competitivas para mantener la solidez ante la férrea competencia.
  • Posibilita la creación de nuevos productos, servicios o procesos.
  • Potencia la visión a largo plazo, mejorando la capacidad de respuesta ante los cambios.
  • Reduce los costos de la organización al optimizar el funcionamiento.
  • Impulsa el desarrollo del talento del capital humano.
  • Mejora la satisfacción de los empleados, que estarán más motivados ante nuevos desafíos.

Dinámicas para desarrollar la innovación en la empresa

En este sentido, para lograr que los equipos piensen fuera de la caja y se atrevan a generar nuevas ideas, los directivos y departamentos de Recursos Humanos tienen a su disposición numerosas dinámicas para desarrollar la innovación en la empresa.

Estos son algunos de los ejercicios grupales con los que impulsar la capacidad innovadora de la organización.

Tormenta de post-it

Comenzamos este repaso a las dinámicas para desarrollar la innovación en la empresa con un ejercicio de brainstorming, con la particularidad de que las propuestas de los trabajadores se exponen de forma silenciosa mediante post-it.

En este ejercicio, basado en Rapid Problem-Solving With Post-it® Notes, de David Straker, pueden participar cuantos miembros del equipo haya y la actividad debe comenzar con una pregunta a la que empresa quiera dar respuesta: ¿Cómo podemos mejorar el servicio? ¿Qué otros usos puede recibir el producto? ¿Cómo podemos reducir los costes de fabricación?…

Formulado el tema sobre el que se desea hallar una solución innovadora, el coordinador invita a los participantes a escribir en diferentes papeles sus ideas, de forma individual y en silencio, y pegarlos en una pizarra o superficie para que todo el equipo pueda verlos finalmente, presentando someramente cada propuesta.

Dado que en la primera ronda es posible que los empleados sientan más recelo a la hora de compartir sus ideas, el autor recomienda realizar nuevas aportaciones en las que se consiga eliminar los miedos o vergüenzas y se libere toda la creatividad del equipo.

Fuera las normas sin sentido

En ocasiones, la innovación no consiste en crear o mejorar una idea, sino en eliminar algún proceso, producto o actividad de la compañía que es innecesario o perjudicial. En este sentido, dentro de las dinámicas para desarrollar la innovación en la empresa se encuentra el juego ‘Kill a Stupid Rule’, desarrollado por Lisa Bodell, autora de Kill the Company.

Como su propio nombre indica, este ejercicio insta a los empleados a que exterioricen aquellas normas o actividades que consideran perjudiciales. Para ello, se divide al equipo en varios grupos de dos o tres personas, procurando que pertenezcan a diferentes ámbitos profesionales o departamentos.

Entonces, se formula la pregunta: Si pudieras acabar con alguna práctica que obstaculiza la actividad laboral o perjudica el servicio al cliente, ¿cuál sería?

Mientras meditan su respuesta durante unos 10 minutos, el coordinador dibuja un eje en una pizarra con dos líneas –que representan la facilidad de implementación y el grado de impacto en la compañía- y cuatro cuadrantes:

  • De fácil implementación y bajo impacto.
  • De difícil desarrollo y alto impacto.
  • De fácil implementación y alto impacto.
  • De difícil desarrollo y bajo impacto.

Terminado el tiempo, los empleados colocarán sus reglas prescindibles en las zonas que consideren de la matriz. Tras analizar y debatir con los presentes cada propuesta, los participantes deben decidir cuáles se incluirán entre las de fácil implementación y de alto impacto, llegando al acuerdo de eliminar sobre la marcha estas normas.

Respecto al resto, es importante que la empresa también asuma el compromiso de modificar estas pautas para fomentar la innovación. Así, además, los empleados comprenderán que son escuchados y que sus ideas son bien recibidas por la compañía, facilitando la creatividad y participación.

La matriz de la ambición

Esta tercera técnica procede del artículo de la Harvard Business Review ‘Managing Your Innovation Portfolio’, escrito por Bansi Nagji y Geoff Tuff, en el que se desarrolla un ejercicio para que los equipos de trabajo puedan tener una visión holística sobre cómo pueden seguir mejorando a partir de la organización de las iniciativas y objetivos.

Para llevarlo a cabo es necesario dibujar una matriz en la que:

  • El eje X representa la pregunta ‘¿Cómo ganar?’, es decir, cómo se va a desarrollar la innovación: si se están ofreciendo nuevos productos o servicios, si se está añadiendo un valor adicional, si se está desarrollando la oferta actual…
  • El eje Y representa el ‘¿Dónde aplicarlo?’ y se trata de plasmar la novedad que la innovación agrega. ¿Servirá la innovación a una ya existente, entrará en una adyacente, o creará un nuevo mercado?

Dentro de los ejes, se dibujan tres curvas concéntricas desde un lateral de la matriz al otro, seccionando el cuadrante en tres partes:

  • Principal: la zona más cercana a la unión de los ejes incluirá las propuestas tendentes a optimizar los productos actuales para los clientes actuales, como una mejora en un dispositivo electrónico.
  • Adyacente: la sección intermedia abarcará las nuevas funcionalidades para un negocio ya existente, como crear una app para la venta de productos.
  • Transformadora: la parte más alejada reunirá las ideas para crear avances en mercados que actualmente no existen.

Con el dibujo realizado, los miembros del equipo escribirán iniciativas en las que están trabajando y las colocarán en la sección adecuada. Una vez pegadas, los participantes analizarán las diferentes ideas y proyectos y reflexionarán sobre cómo pueden unificarse para conseguir los mayores resultados con los mínimos recursos.

Ahora bien, además de estas dinámicas para desarrollar la innovación en la empresa, también existen otras metodologías para impulsar la mejora continua de las organizaciones. En este sentido, en el Curso Online Executive en Desarrollo Personal de la Escuela Europea de Management ofrecemos una profunda formación para desarrollar aquellas habilidades personales y competencias interpersonales, como la capacidad innovadora, que contribuyen en una gran medida a la eficacia profesional y al crecimiento de las oportunidades en el mercado laboral.




New Call-to-action