902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

Una de las claves del éxito en el mercado actual es la motivación empresarial. No obstante, es necesario saber aplicarla en una organización, pues implica la instauración de un factor de productividad básico que se debe potenciar con un buen plan de desarrollo.

Un trabajador satisfecho y motivado será mucho más productivo. Par ello es necesario fomentar la relación entre individuos, la comunicación vertical y horizontal y las mejoras básicas en el entorno laboral.

Qué es la motivación empresarial

La definición etimológica de la palabra motivación proviene del vocablo del latín motivus, que significa movimiento, unida al sufijo ción, asociado a términos de afecto y acción.

Dicho esto, podemos establecer que la motivación establece una serie de estímulos enfocados a conseguir en una o varias personas una serie de acciones que le lleven a culminar una actividad determinada por su propia voluntad e interés.

Si extrapolamos esta definición al ámbito de una corporación, es evidente que la motivación empresarial se enfoca a lograr que el colaborador cumpla una serie de objetivos en un ambiente acorde a sus necesidades que potencie su productividad, talento y esfuerzo.

 

Guía: ¿Buscas trabajo? Descubre los factores clave que influyen en tu  contratación

Cómo fomentar la motivación empresarial

Para aplicar de forma correcta la motivación empresarial hay que implementar una estrategia básica que permita identificar ciertos factores:

  • Identificación del individuo o equipo de trabajo objetivo de las acciones motivacionales.
  • Estudio de los hábitos y conductas a nivel profesional y personal.
  • Diagnosticar las necesidades del individuo o equipo de trabajo que será objeto de la motivación empresarial según su personalidad.
  • Una vez se ha diagnosticado a los sujetos se deben identificar los estímulos que se aplicarán con la intención de mejorar el rendimiento.
  • Realizar un seguimiento del individuo o equipo de trabajo en cuestión que informe de los comportamientos para saber si están respondiendo a los estímulos para mantenerlos, reforzarlos o sustituirlos según su eficacia.

Ciclo de la motivación empresarial

Se puede establecer un ciclo que define la aplicación de la motivación empresarial en el individuo:

  • En una primera fase el individuo afronta su desmotivación y falta de satisfacción de necesidades y expectativas.
  • El individuo debe realizar un análisis de sí mismo para encontrar cómo puede motivarse.
  • Dicho individuo encuentra aspectos vitales en relación a su sistema de creencias, necesidades y prioridades vitales para encontrar motivación.
  • Se ha de buscar el estímulo que sirva como punto de inflexión para que el individuo mejore su desempeño.
  • En este punto la persona debe sentir el deseo de llevar a cabo su labor gracias al estímulo.

Conclusiones

Caben destacar una serie de aspectos importantes relacionados con la motivación empresarial:

  • El tipo de motivación empresarial que se aplique sobre un individuo o equipo de trabajo concreto dependerá de su personalidad como sujeto o grupo y del sistema de creencias del mismo.
  • La personalidad del individuo incidirá directamente en el tipo de motivación que se le pueda aplicar y cómo esta le afectará en su desempeño.
  • Una de las herramientas más poderosas con la que cuenta una corporación es la motivación empresarial, por lo que se debe usar con coherecia y corrección para aumentar la productividad y la cuenta de resultados.

Es obvio que la motivación empresarial es una de las claves del éxito de cualquier compañía. De su acertada implantación dependerá en gran medida la consecución de los objetivos planteados.

 

Post relacionados:



New Call-to-action