902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

Es como la sección áurea de la negociación, ese punto de perfección de las estrategias empresariales donde se da un equilibrio tal que todas las partes alcanzan una situación individual óptima y cualquier modificación perjudicaría al conjunto.

El concepto matemático del equilibrio Nash fue formulado en 1951 por el matemático John Nash, Premio Nobel de Economía en 1994 y popularizado a través de la película Una mente maravillosa, y supone que las partes de un acuerdo toman una decisión que no pueden modificar sin que ello les afecte negativamente.

 

Guía: Claves para el éxito en la gestión de personas

La Teoría de Juegos y el dilema del prisionero

El equilibrio Nash se engloba dentro de la Teoría de Juegos, una disciplina de la economía desarrollada por John von Neuman en 1937 que “analiza las interacciones entre individuos que toman decisiones en un marco de incentivos formalizados”, según Federico Anzil, autor de Teoría de Juegos. Se trata de no solo pensar, a la hora de elaborar las estrategias empresariales, no solo qué haremos, sino qué haremos en función de lo que creemos que van a realizar el resto de partes vinculadas, como si de una partida de póker se tratara.

El ejemplo más representativo sobre la Teoría de Juegos y el equilibrio Nash es el dilema del prisionero. En él, dos personas son detenidas por un delito con una pena de dos años de cárcel para cada uno, pero la Policía tiene constancia, pero no pruebas, de que han cometido uno mayor, penado con seis años de confinamiento, por lo que necesitan una confesión de alguno de los prisioneros.

En este escenario, se dan las siguientes posibilidades. Que ambos delaten al otro por ese delito mayor, de modo que ambos irían 6 años a prisión. Que solo uno delate al otro, por lo que el delator iría a la cárcel solo un año por colaborar y su compañero 10 por el delito.

Estos prisioneros no se pueden comunicar entre sí, por lo que desconocen qué hará el otro, así que tienen que valorar la mejor salida.

  • Si delatamos a nuestro compañero:
    • Iremos un año en lugar de dos, si el otro no nos delata.
    • Iremos seis en lugar de diez, si también confiesa.
  • Si nos mantenemos callados:
    • Iremos seis años en lugar de dos, si el otro nos delata
    • Iremos dos en lugar de uno, si tampoco habla.

En el caso de que los prisioneros colaborasen, permaneciendo en silencio, acabarán yendo dos años a la cárcel, pero si intentan obtener un mayor beneficio a costa del otro, acabarán 6 años entre rejas.

Aplicaciones en las estrategias empresariales

Tanto la Teoría de Juegos como el equilibrio Nash han sido usados en numerosos ámbitos, desde la biología o la psicología hasta la economía y las estrategias empresariales, dada la importancia que tienen las relaciones entre compañías en un mundo cada vez más globalizado.

En este sentido, los paradigmas demuestran matemáticamente cómo la búsqueda de una solución que beneficie a todos consigue generar mayores beneficios para las empresas participantes, mientras que si todas se centran en satisfacer sus intereses sin un espíritu colaborativo obtendrán un resultado peor que si se hubiesen puesto de acuerdo.

Para ejemplificar este postulado, imaginemos a las únicas dos panaderías de un pueblo. En un primer momento, los propietarios han fijado un precio unitario para la barra de pan. Sin embargo, si cualquiera de las dos decidiera bajar de forma unilateral el coste, la mayor afluencia de clientes no sería suficiente para recuperar ese descenso del beneficio, mientras que si lo disminuyen ambas, el efecto reclamo dejaría de existir (al seguir ofreciendo lo mismo), perdiendo las dos esa diferencia respecto al precio original pactado, por lo que la mejor opción, el equilibrio de Nash, es mantener su acuerdo.

 

New Call-to-action