902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

¿Qué candidato es el más idóneo para el puesto vacante? ¿Quién se merece más un ascenso en la empresa? ¿Podría un trabajador aportar más valor a la compañía en otro cargo? Estas son algunas preguntas que todo directivo se plantea con cierta frecuencia y, para dar respuesta a las mismas, necesita saber cuáles son los puntos fuertes de una persona.

Las fortalezas personales

Las fortalezas de los profesionales juegan un papel muy importante en el ámbito empresarial, entendidas como “aquellas características y recursos intelectuales, afectivos, comunicacionales y volitivos de la personalidad” que serían importantes que estén presentes en un profesional, según Eduardo Maggio y Marcela Álvarez en su trabajo Fortalezas laborales primarias.
Guía: ¿Buscas trabajo? Descubre los factores clave que influyen en tu contratación

Ser capaces de detectarlas y aprovechar ese talento es una de las misiones de los líderes, pues solo a partir del análisis del potencial podremos adoptar decisiones adecuadas sobre el reparto de funciones y el impulso del potencial del capital humano.

Sin embargo, identificar los puntos fuertes de una persona no es tan sencillo. Algunas de estas habilidades nos vendrán aportadas por el mismo profesional, que, ya desde el momento de su selección, destaca las capacidades sobre su desempeño; otras las podremos observar conforme desarrolla sus tareas; en cambio, parte del talento de un trabajador puede permanecer oculto para la organización, e incluso, no ser expuesto consciente o inconscientemente por el propio empleado, las llamadas áreas ciega y privada de la ventana de Johari.

Por ejemplo, Bob Chapman y Raj Sisodia en su libro Everybody Matters: The Extraordinary Power of Caring for your People like Family, ponen el ejemplo de un programador informático, dedicado a tareas de programación, al que se le dio la oportunidad de colaborar en una campaña benéfica. La sorpresa fue que el empleado elaboró un vídeo con el personal de la empresa que se convirtió en todo un éxito viral, demostrando una alta creatividad y habilidad comunicativa.

¿Cómo detectar los puntos fuertes de una persona?

Para sacar a la luz todo el talento y potencial de los equipos, Tim Eisenhauer, cofundador y presidente de Axero, propone las siguientes pautas:

  • Crea relaciones de confianza. En las entrevistas, evaluaciones de desempeño y demás sistemas de análisis del rendimiento laboral, los empleados se tiene la oportunidad de descubrir cuáles son sus fortalezas. Sin embargo, solo cuando existe una relación de confianza y respeto, conseguiremos que los profesionales sean honestos, evitando que indiquen puntos de fuertes de una que no tienen, con la intención de aspirar a un ascenso, u omitan otras cualidades, por inseguridad; por ejemplo. En ese punto de vínculo emocional, tendremos la oportunidad de ser directos y preguntar por esas áreas en las que realmente destacan, sin tener que esperar a evaluaciones corporativas.
  • Inspecciona su huella digital. Gracias a las nuevas tecnologías, las empresas disponen de mucha información sobre sus empleados: intereses, gustos, filias y fobias, contactos… Bucear en la red, buscando  la actividad digital de un empleado, nos puede ayudar a descubrir nuevos puntos fuertes de esa persona. Quizá uno de nuestros empleados haya obtenido un importante premio de fotografía, a pesar de que su actividad en la empresa se encuentra en el departamento de Atención al Cliente; otro muestre una intensa labor social, aunque su puesto sea de contable. Internet es un buen espacio para conocer mejor a quien trabaja con nosotros.
  • Estudia la intranet. Las redes internas de la compañía también nos sirven para obtener muchos datos sobre los profesionales: sobre qué temas hablan, cuánto utilizan los canales de comunicación, si suelen pedir ayuda, la forma de expresarse, los problemas a los que se enfrentan o la forma de afrontarlos… Una mirada a la intranet también nos facilitará una visión más concreta sobre las capacidades, fortalezas y potencial de los trabajadores.
  • Observa. Es probable que los puntos fuertes de una persona estén justo delante de nosotros, pero no seamos capaces de vislumbrarlos, considerándolos simplemente parte de la personalidad o identidad del trabajador. Así, un profesional que demuestre una gran capacidad para las relaciones sociales, si nos paramos a observar con detenimiento, podremos percatarnos de que su carácter puede encajar perfectamente en puestos de ventas o de negociación. Se trata de evitar que los árboles nos impidan ver el bosque.
  • Organiza actividades de teambuiling. A través de ejercicios de grupo, los directivos pueden conseguir exponer tanto los puntos fuertes de una persona como sus debilidades. Existen muchas propuestas de gamificación, en las que mediante una metodología informal y amena, podremos conocer mucho mejor el potencial de cada uno de los empleados de la organización: dinámicas de liderazgo, de resolución de conflictos, de negociación…

¿Quieres saber sobre management? Te proponemos que te informes sobre el Curso Online Executive en Liderazgo y Gestión de Personas de la Escuela Europea de Management en el que aprenderás a liderar profesionales y equipos, comunicarte, convencer y negociar y gestionar el cambio.




New Call-to-action