902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

¿Te cuesta elegir entre varias opciones? ¿Eres de los que necesita meditar durante mucho tiempo para saber  cuál es el mejor camino? ¿Prefieres seguir las propuestas que sugieren los demás? ¿Sueles retrasar la toma de decisiones hasta que el problema se resuelve –positiva o negativamente- por sí solo? Si quieres convertirte en un líder, es necesario que aprendas a superar la indecisión, tomando decisiones rápidamente y con efectividad.

La capacidad de iniciativa es una de las características que definen al liderazgo extraordinario. De hecho, detrás del éxito de toda gran empresa ha habido un directivo que ha asumido riesgos mediante sus decisiones. ¿Cómo lo consiguen?

La indecisión en el liderazgo

La indecisión, según la definición aportada por Alberto Rubín Martín en Indecisión: 11 Importantes Consejos para Superarla, “es la incapacidad de elegir de forma decisiva entre varias alternativas, lo que provoca una sensación de malestar que se prolonga en el tiempo hasta que se tome la decisión ”.

Guía: Descubre cómo gestionar el talento para el liderazgo

En el ámbito empresarial, el gran consultor, Ichak Adizes, decía » dirigir es decidir», en consecuencia,  los líderes están constantemente presionados para  tomar de decisiones que, en muchos casos, tienen un alto impacto para la organización y para el capital humano de la misma.  No siempre es fácil, pues a la hora de optar entre varias opciones, las personas pueden sentir miedo al cambio, temor al fracaso, sensación de inseguridad, falta de confianza… por lo que intentan recopilar toda la información posible para poder tener una panorámica global del problema , que facilite su solución y, por consiguiente, mitigue la incertidumbre.

La dificultad consiste en que es prácticamente imposible disponer de todos los datos o, incluso teniéndolos, no te sientes capacitados para elegir un camino a seguir, por lo que permaneces vacilante, retrasando la acción. Ahora bien, como señala Patti Johnson, en el artículo Avoiding Decision Paralysis in the Face of Uncertainty publicado en la Harvard Business Review, “rara vez hay respuestas ‘correctas’ en los negocios; tomar una decisión, incluso si, con posterioridad, se considera imperfecta, tiene el beneficio de reducir la incertidumbre para el resto de la compañía y del equipo”.

En este sentido, Joseph Folkman, en el artículo Your Indecision Is Costing Too Much! 8 Proven Behaviors To Help You Be More Decisive, advierte  que “las malas decisiones pueden poner a las organizaciones en peligro por razones obvias, ya que  las decisiones retrasadas  pueden perjudicar seriamente a la compañía, al perder la ventaja competitiva”.

“La mejor decisión que podemos tomar es la correcta, la segunda mejor es la incorrecta, y la peor de todas es ninguna”, Theodore Roosevelt

Y es que el hecho de procrastinar no supone que vayas a tener un mayor control sobre las consecuencias. “Si no decidimos nosotros, otros lo hacen  por nosotros y, siempre  nos veremos enfrentados a las consecuencias de dicha decisión, con la diferencia de que ni  estamos preparados, ni es algo que nosotros elegimos”, apunta Silvia Russek en La indecisión y los momentos de crisis.

¿Cómo superar la indecisión?

Por tanto, no puedes evitar sufrir episodios de ‘parálisis’, pero sí superar la indecisión. En este sentido, Steven Berglas, en Seven Ways To Conquer Indecision, expone una serie de pautas para ser más proactivo y no titubear entre las múltiples alternativas:

  1. No quieras parecer inteligente. El miedo al ridículo o al fracaso es una de las barreras principales que te impedirán superar la indecisión. A nadie le gusta parecer poco inteligente y, cada vez que tienes que elegir entre A o B, sientes que corres el riesgo de ser visto de este modo. Sin embargo, este límite es muy negativo para los líderes efectivos, pues más vale fracasar que nunca intentarlo.
  2. Sigue tu instinto. El pensamiento intuitivo es una poderosa herramienta a la hora de superar la indecisión, ya que te permitirá suplir la falta de información consciente sobre un problema con la experiencia acumulada de forma inconsciente durante tu vida. Si no sabes qué opción es la mejor, ¿qué te dice tu estómago?
  3. Cuidado con la paradoja de la elección. Es curioso cómo muchas personas con alta inteligencia suelen equivocarse en un examen al responder una pregunta con varias opciones, pero son capaces de dar la respuesta acertada si no ven otras alternativas. Esta paradoja también se produce a la hora de tomar decisiones como líder: cuantas más variables tengas en cuenta, más titubearás. Por ello, es recomendable solo pedir consejo a unas cuentas personas, para reducir las opciones.
  4. Prioriza tus objetivos. Superar la indecisión supone que, en muchas ocasiones, vas a tener que adoptar soluciones que conlleven consecuencias que no sean agradables. Por ejemplo, puede que, para mejorar los resultados de la empresa, debas apostar por una restructuración de la plantilla que cause algunos despidos. Una vez que tengas claro cuál es tu papel, te resultará más sencillo pasar a la acción.
  5. Escucha a tu conciencia. Otro apoyo para elegir eficazmente es dejarte guiar por lo que te dicta tu conciencia. Normalmente, las personas saben cuál es la opción correcta. Síguela y esta actitud te reportará serenidad, pase lo que pase.
  6. Acepta tus limitaciones. Cuántas veces un plan perfectamente elaborado ha fallado por causas externas. Por tanto, evita quedarte paralizado por un análisis constante, pues nunca vas a poder controlar todas las variables. “Actúa, examina tus resultados, haz ajustes y sigue adelante”, aconseja Berglas.
  7. Échalo a cara o cruz. Decía el filósofo William James que el hecho de tomar una decisión o no hacerlo, es ya en sí mismo una elección. Por tanto, en aquellos casos –y solo en esos- en los que te sientas atascado y todas las opciones te parezcan igual de válidas, rompe este bloque lanzando una moneda.

Una sencilla pregunta para practicar estos consejos: ¿quieres mejorar tus competencias de liderazgo? En la Escuela Europea de Management te ponemos fácil la decisión con el Curso Online Executive en Liderazgo y Gestión de Personas, un completo programa formativo diseñado para optimizar tu eficacia profesional y tus habilidades interpersonales.


New Call-to-action