902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

En un mundo laboral cada día más competido, solo los mejores y más sobresalientes son capaces de mejorar sus aspiraciones, pues es en ellos en quienes se fijan principalmente las empresas, dado que el reclutamiento del talento se ha convertido hoy en día en un proceso imprescindible para toda organización.

Sin embargo, no basta con tener talento y saber “venderlo” al reclutador. Las empresas están reinventando sus departamentos de recursos humanos para poder acceder en mejores condiciones al mercado laboral y llegar al perfil más preparado para enriquecer su proyecto.

Las empresas actuales tienen un reto primordial, atraer a los mejores talentos a nivel global y ser capaces de retenerlos al menos en el corto y medio plazo tratando de destacar frente a una competencia que cada día es más agresiva.


Guía: Claves para el éxito en la gestión de personas

Claves del reclutamiento del talento

Con el panorama actual, las empresas se plantean una serie de claves para obtener el reclutamiento del talento óptimo que les permita crecer y ser cada día más competitivas. Es importante conocerlas para adaptar y orientar la empleabilidad de cada individuo en la buena y correcta dirección:

  • Seguimiento: Las empresas realizan un seguimiento cercano de aquellos candidatos que consideran más aptos y de mayor talento para su organización. Tal vez no lo sepas, pero puede ser que te estén siguiendo, así que demuestra tu competencia cada día.
  • Conexión: Las empresas actuales tratan de crear un buen clima que propicie un pensamiento en los candidatos, “quiero trabajar en este proyecto”. Recuerda que cuanto mayor sea tu conexión emocional con una marca mayor posibilidades tendrás de ser reclutado.
  • Diversificación de la comunicación: Las empresas, en su afán por mejorar el reclutamiento del talento, diversifican sus estrategias de comunicación para llegar a un mayor púbico. No pierdas detalle.
  • Honestidad: Las organizaciones actuales usan reclutadores honestos. Es decir, necesitan de alguien sincero y responsable que demuestre su talento y no “venda humo”.
  • Flexibilidad: Los reclutadores saben cada día mejor que nada saldrá exactamente como estaba previsto. Esto no significa que saltarse las normas sea algo positivo, pero sí llamar la atención. Si tu perfil y actitud son atractivos para la empresa contratante, no dudes en aprovechar la situación en tu favor.
  • Innovación: Los procesos de reclutamiento del talento están en constante proceso de evolución, pues al igual que la propia sociedad, es un fenómeno cambiante a cada momento. Es bueno estar al día y conocer cómo se reinventan e innovan para estar siempre a la cabeza y atento a posibles nuevas tendencias.
  • Pensamiento global: Muchas técnicas de reclutamiento incluyen descripciones de puestos de trabajo cada día menos rígidas para atraer mayor variedad de perfiles que pueden servirles para sus bases de datos o para una necesidad en concreto. Es más, incluso algunas webs que alojan ofertas de trabajo recomiendan enviar una candidatura aunque el perfil no se adapte al 100% a la descripción concreta. Así pues, confía en tus posibilidades y talento y si crees que puedes ser la figura que esa organización necesita, no lo dudes y lánzate.

Como puedes comprobar, el reclutamiento del talento es un proceso vivo en constante evolución, pues se adapta a diario para dar respuesta a las necesidades de un mercado laboral competido y agresivo. No dudes en formarte continuamente, creer en tus posibilidades y estar preparado para las oportunidades que te están esperando.

 

Post relacionados:



New Call-to-action