902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

Cuando le explicas a un familiar o amigo un proyecto que llevas a cabo en la oficina, y le dices: “Estamos desarrollando …”, en lugar de “Estoy desarrollando…”, claramente presentas una marcada identidad grupal, es decir, has conseguido interiorizar el sentido de pertenencia hacia tu grupo de trabajo, igual que un equipo de fútbol o una banda de música.

La identidad grupal: por qué importa tanto y cómo potenciarla

A mediados del pasado siglo, Abraham Maslow, en su obra A Theory o f Human Motivation, reconocía la necesidad de pertenencia a un grupo como una de las motivaciones que impulsa el desarrollo personal. Esta identidad grupal no es solo beneficiosa a nivel individual, sino que también genera importantes ventajas para las organizaciones.

“Hay un poder inmenso cuando un grupo de personas con intereses similares se reúnen para trabajar hacia los mismos objetivos”. Idowu Koyenikan

La identidad social

Para comprender en qué consiste el concepto de identidad grupal, tenemos que remontarnos a la Teoría de Identificación Social de Henri Tajfel. Según recoge este autor en Human Groups And Social Categories, la identidad social consiste en “el autoconcepto de un individuo derivado de su conocimiento y aceptación por pertenecer a un determinado grupo (o grupos) social, unido al valor o significado emocional de dicha pertenencia”.

Guía: Descubre cómo gestionar el talento para el liderazgo

Es decir, asumimos una identidad social que surge por la intersección de todas las categorías sociales a las que creemos pertenecer: Consiste en pertenecer a una determinada religión, a una tendencia política,      a  una nacionalidad concreta, a una clase social, a un equipo de fútbol, a una tribu urbana… con los valores, comportamientos y carga emocional que cada ‘etiqueta’ supone.

La identidad grupal

¿Y qué es, entonces, la identidad grupal? Como posteriormente matizó John Turner en Toward A Cognitive Redefinition Of The Social Group, mientras que la identidad social hace referencia a la relación de grupos con otros grupos o dentro de un contexto social (católicos frente a judíos o musulmanes; de izquierdas o de derechas; del Real Madrid o del Barça…), la identidad grupal alude a las relaciones grupales interactivas que se producen dentro del propio grupo.

De esta forma, la identidad grupal puede ser definida como “ese conjunto de creencias compartidas que forman la base del reconocimiento como miembro del grupo y que tienen consecuencias respecto a las creencias individuales, así como a las actitudes, los valores y los comportamientos”, según expone Roberto Domínguez Bilbao en Mecanismos psicosociales de la identidad grupal: el caso de las sectas.

Por tanto, la identidad grupal se pone de manifiesto de forma palpable por la participación en un grupo interactivo y por las relaciones que se producen entre los miembros de dicho grupo. Por ejemplo, podemos sentirnos algo ‘frikis’ como parte de nuestra identidad social, pero esto no supone que tengamos una identidad grupal; sí que podrá existir dicha identidad si pertenecemos a un club de juegos de rol.

Además, los miembros de un grupo no tienen por qué poseer los mismos rasgos. Como señala Valentina Muñoz Romero, en el trabajo La Ola: Identidad grupal y sus consecuencias, “lo que la identidad grupal requiere es que exista una totalidad, una unidad de conjunto, y que esa totalidad tenga una peculiaridad que permita diferenciarla de otras totalidades”.

Impacto de la identidad grupal en la empresa

Esta totalidad, esta sensación de formar parte de algo mayor y más importante, conlleva numerosas ventajas a nivel empresarial:

  • Aumenta el compromiso con los objetivos de la organización, al ser considerados como metas propias.
  • Facilita la comunicación eficaz, gracias a los sólidos vínculos existentes.
  • Posibilita el intercambio de conocimiento y, por tanto, la mejora continua del equipo.
  • Prepara mejor al grupo para afrontar retos y situaciones imprevistas.
  • Propicia ambientes de trabajo positivos basados en relaciones interpersonales sólidas.
  • Ayuda a la integración de nuevos componentes en el grupo y a su identificación con los valores y objetivos de la compañía.
  • Promueve la generación de soluciones creativas e innovadoras, al disponer de diferentes puntos de vista.
  • Da lugar a un autocontrol grupal del desempeño, que facilita la dirección, organización y supervisión del trabajo conjunto.
  • Mejora la productividad.

Los factores que impulsan la identidad grupal

¿Cómo pueden las empresas potenciar la identidad grupal entre sus trabajadores? En el desarrollo del sentido de pertenencia dentro de las organizaciones, hay tres palabras clave:

  • Cohesión. “La cohesión es considerada como el cemento que une a los miembros de un grupo y genera mayor productividad, incrementa la conformidad con las normas y reduce los conflictos intragrupales”, apuntan Araceli Hernández Torres y Luisa E. Sánchez Olmedo en Reconocimiento de los procedimientos básicos de los grupos. Por ello, las organizaciones, como enclaves basados en las relaciones humanas, necesitan favorecer esta cohesión que facilitará la consecución de objetivos mediante el trabajo en equipo  Así lo han evidenciado diversos estudios científicos como, entre ellos, los desarrollados por Charles R. Evans y Kenneth L. Dion en Group Cohesion and performance: A Meta Analysis.
  • Satisfacción. Existe un vínculo directo entre la satisfacción laboral y la identidad grupal de los trabajadores, como aseguran M. Mañas, C. Salvador, E. González y E. Agulló en La satisfacción y el bienestar psicológico como antecedentes del compromiso organizacional. Es decir, cuanto más satisfecha se encuentre la plantilla, mayor compromiso y sentido de pertenencia presentará.
  • Liderazgo. Todo grupo necesita un líder que lo guíe. Así, “toda organización se circunscribe alrededor de un líder que orienta y alinea el trabajo de los colaboradores con los objetivos de la organización , para lo cual se mantiene en permanente comunicación y vinculación con los dirigidos”, añaden las autoras.

Si quieres saber más sobre medidas eficaces orientadas al desarrollo de equipos de trabajo, en la Escuela Europea de Management te ofrecemos el Curso Online Executive en Liderazgo y Gestión de Personas, impartido por los profesores de las mejores Escuelas de Negocio del mundo.

New Call-to-action