902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

El tiempo destinado por los directivos y empleados a actividades en equipo se ha disparado un 50% en los últimos veinte años, según el estudio Leadership & Managing People, desarrollado por Rob Cross, Reb Rebele y Adam Grant. Con este crecimiento del trabajo colaborativo, las empresas centran su atención en los aspectos clave en la dirección de personas. Saber gestionar el capital humano es crucial para el éxito de la compañía. El sector empresarial necesita de líderes que sean capaces de impulsar la motivación de los empleados, cohesionar los grupos y distribuir las tareas entre los integrantes de los equipos.

En este sentido, cabe plantearse cuáles son los aspectos clave en la dirección de personas.

Guía: La importancia de la dirección general en la gestión de personas

Competencias clave en la dirección de personas a nivel competencial

En cuanto a las habilidades y competencias exigidas a un responsable de la gestión de equipos, podemos hablar de las siguientes:

  • Saber liderar: puede parecer obvio, pero se dan casos de responsables de equipos que carecen de habilidades de liderazgo. Para llevar al equipo a buen puerto, los directivos deben trabajar su capacidad para inspirar y guiar a los trabajadores.
  • Comunicar: en los equipos de alto rendimiento, la comunicación es el cauce por el que se va a conseguir una retroalimentación permanente que posibilite el buen desarrollo de las metas.
  • Mejorar la inteligencia emocional: al tratarse de relaciones interpersonales, los elementos que integran la inteligencia emocional (asertividad, empatía, reconocimiento…) deben pulirse para crear vínculos sólidos que propicien la cohesión del grupo.
  • Tener iniciativa: para liderar un equipo hay que tener, sin duda, iniciativa. El directivo o jefe es el encargado de impulsar la mejora continua y contagiar con este espíritu al resto de miembros del grupo.
  • Ser proactivos: se trata de que los líderes sean capaces de exponer una idea y, al mismo tiempo, desarrollar una detallada planificación estratégica en la que se facilite a los colaboradores las herramientas para llevarla a cabo, indicando cuándo, cómo y quiénes van a ejecutarla.

Aspectos clave en la dirección de personas a nivel organizativo

Una vez que el directivo posee las habilidades técnicas y emocionales para llevar a cabo la gestión de la plantilla, también debe poner en práctica las siguientes pautas a nivel organizativo:

  • Realizar una correcta distribución de las tareas. Conforme las compañías crecen, aumenta el nivel de delegación en los trabajadores. Así, en una empresa con 10 empleados es sencillo que el directivo pueda controlar todo el trabajo, pero cuando hablamos de organizaciones de cientos de colaboradores, es necesario repartir los proyectos. Para ello, los directivos, dentro de los aspectos clave en la dirección de personas, deben saber organizar el trabajo y distribuir los proyectos por competencias en función de los recursos con los que disponga.
  • Conocer el potencial de cada integrante. Siguiendo con el punto anterior, es imprescindible descubrir quiénes conforman el equipo para poder desarrollar la mejor distribución de funciones. Por ello, los líderes deben indagar sobre las fortalezas y debilidades de cada miembro, las competencias que tienen, sus expectativas, su disponibilidad y su grado de implicación o motivación.
  • Identificar las carencias de personal. Otra de las funciones en la gestión del capital humano es descubrir si existen necesidades de contratación o si es recomendable llevar a cabo una reasignación de puestos laborales para optimizar el trabajo.
  • Poner en marcha un seguimiento del trabajo. Aunque el directivo no puede controlar exhaustivamente cómo se están llevando a cabo los objetivos, sí que debe realizar un seguimiento del mismo, indagando qué porcentaje del proyecto se ha ejecutado y si coincide con el presupuesto asignado. De este modo, el responsable puede corregir las posibles desviaciones en cuanto surjan.
  • Asumir los límites. Otro de los aspectos clave en la dirección de personas es reconocer el volumen de trabajo que el equipo puede llevar a cabo, para evitar una saturación de los profesionales y el consecuente incumplimiento de plazos.

Si quieres perfeccionar tu capacidad para gestionar equipos, en la Escuela Europea de Management disponemos del completo Curso Online Executive en Liderazgo y Gestión de Personas, impartido por profesores de las mejores Escuelas de Negocio del Mundo, con el que maximizar tu eficacia profesional y habilidades interpersonales para conseguir tus objetivos profesionales.

 

Post relacionados: