902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

Según William Glaser, las personas aprendemos un 10% de lo que leemos; un 30% de lo que vemos y escuchamos; y un 80% de lo que experimentamos. Entonces, ¿por qué no potenciar las habilidades de los equipos de trabajo mediante ejercicios de team building que posibilitan, al mismo tiempo, mejorar la cohesión del grupo?

¿Qué es el team building?

Las primeras referencias al término de team building se remontan a los años 20 del pasado siglo, cuando el psicólogo británico William McDougal publicó su libro The Group Mind, en el que evidenciaba la importancia que tiene la formación de equipos cohesionados en los resultados empresariales, describiendo las condiciones para ello.

Posteriormente, Elton Mayo continuó indagando sobre los factores que influyen en el rendimiento de los trabajadores, concluyendo en su obra The Human Problems Of An Industrial Civilization que los empleados, además de por las condiciones físicas y salariales del puesto, también se ven afectados por elementos como la seguridad, el reconocimiento o el sentido de pertenencia, así como por las demandas sociales internas y externas, los grupos existentes dentro de la organización y los hábitos y actitud del resto de compañeros.
Guía gratuita: Cómo potenciar el desarrollo personal y profesional
Empiezan a proliferar así las técnicas de team building, consistentes en actividades especialmente dirigidas a potenciar la coordinación y relaciones interpersonales entre los miembros de la compañía. Se trata, generalmente, de ejercicios ramificados en los que intervienen diferentes personas, permitiendo mejorar sus fortalezas como grupo a través de ejercicios en un ambiente distendido.

Como señala Workmeter, en Qué es el teambuilding y cómo ayuda a la productividad de las empresas, es habitual que las actividades de team building se desarrollen fuera del horario laboral y en lugares ajenos a la empresa, para conseguir este clima de relajación y sensación de ocio. “De esta forma no solo, no se pierden horas de trabajo, sino que se incentiva a los empleados con actividades de ocio originales que, muy probablemente, ellos no practicarían en su vida personal”, explica el artículo.

¿Para qué sirve el team building?

Las actividades de team building son cada vez más comunes dentro del ámbito empresarial, debido a las mejoras que producen para la organización:

  1. Promueven el liderazgo, puesto que permiten detectar quiénes son los profesionales que disponen de mayores fortalezas para ascender a puestos de dirección.
  2. Definen los roles de equipo, ya que a través de los ejercicios se puede vislumbrar cuáles son las cualidades y actitudes de cada profesional.
  3. Identifican fortalezas y debilidades durante la ejecución de las actividades, contribuyendo a diseñar un plan de capacitación personalizado para cada trabajador.
  4. Mejoran la creatividad y la habilidad para resolver conflictos, al plantear a los participantes problemas diferentes a los que se encuentran en su día a día que deben resolver.
  5. Desarrollan habilidades de organización, pues para conseguir una solución óptima, los profesionales deben coordinarse y estructurar su funcionamiento.
  6. Fomentan la comunicación entre la plantilla, al estrechar los lazos interpersonales de los distintos empleados.
  7. Generan ambientes de trabajo positivo, gracias a esas mejores relaciones humanas, lo que influencia también la capacidad de retención y atracción del talento de la organización.
  8. Aumentan la confianza y seguridad de los participantes, que pueden poner a prueba sus aptitudes en un entorno relajado y sin la presión de estar siendo evaluado.
  9. Incrementan el sentido de pertenencia a la empresa, debido a que estas actividades de team building crean en los trabajadores la sensación de que la compañía se preocupa por su mejora y bienestar.
  10. Impulsan la productividad, dado que los empleados estarán más motivados, capacitados e implicados y sabrán trabajar juntos de forma más eficiente. Y es que un trabajador feliz es un 88% más efectivo, según el estudio Felicidad y Trabajo, de Crecimiento Sustentable.

5 propuestas de team building fuera de la oficina

¿Cómo puede la empresa beneficiarse de estas ventajas? En Tiny Pulse, una empresa de soluciones tecnológicas especialmente diseñadas para potenciar la satisfacción y compromiso del capital humano en las organizaciones, han elaborado un listado con las mejores actividades de team building para llevar a cabo fuera de la oficina.

  • Alquilar una casa en la playa o la montaña. Los viajes son una de las experiencias de team building más versátiles para las empresas –pues pueden incluir numerosos ejercicios grupales- y mejor valoradas por los trabajadores. Por ello, muchas compañías han empezado a alquilar una vivienda de forma anual donde pasar un par de días entre compañeros. Eso sí, para potenciar más la cohesión, es recomendable planificar cada jornada, combinando actividades de equipos (competiciones deportivas, dinámicas de grupo, senderismo, sesiones de brainstorming…), con espacios para el relax individual.
  • Carreras de karts. Las competiciones deportivas son un clásico dentro del team building por su capacidad para hacer aflorar la competitividad de los profesionales y, entre ellas, la adrenalina que despiertan las carreras de karts ayudan a identificar las fortalezas y debilidades de cada trabajador. Organizar un torneo anual, con premios incluidos, es una buena idea para unir al equipo.
  • Voluntariado. Las personas demandan, cada vez más, que las empresas reviertan parte de sus beneficios en la sociedad, según evidencian los últimos estudios, y por ello, diseñar iniciativas de voluntariado, en las que los trabajadores puedan aportar su granito de arena de forma personal a esta meta, al tiempo que refuerzan el team building.
  • Happy hours. Algo tan sencillo como establecer una reunión fuera del trabajo para compartir unos refrescos y entablar conversaciones entre el personal. Puede resultar obvio, pero acordar con algún local una ‘hora feliz’ donde encontrarse los viernes, tras la jornada laboral, es un buen método para estrechar lazos.
  • Sesión de bolos. Si en la ciudad de la compañía hay una bolera, es el escenario perfecto para propiciar una interacción positiva y distendida entre todos los trabajadores de la compañía.

¿Quieres saber más sobre cómo motivar al capital humano? Descubre el Curso Online en Liderazgo y Desarrollo de Colaboradores de la Escuela Europea de Management, con el que aprenderás a adoptar medidas eficaces orientadas a la dirección y el desarrollo de equipos de alto rendimiento, hacer eficaces las reuniones, gestionar los conflictos e impartir una buena formación y realizar entrevistas de coaching.




New Call-to-action