902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

Son muchas las plataformas y los tipos de formación online que nos podemos encontrar hoy en día en Internet. En este post desgranamos los pros y contras de las 3 más extendidas.

Cursos accesibles y baratos

En primer lugar encontramos aquellas plataformas en las que se da cabida a dos roles distintos, el del profesor y del alumno, y nos presenta cursos de precio muy asequible.

El usuario que tiene el rol de profesor se puede dar de alta, especificando campos específicos en la plataforma y posteriormente crear su curso online, en la materia que este domine.

Usualmente se trata de cursos cortos en lo que el profesor mediante cualquier posibilidad técnica accesible desde la red o desde cualquier ordenador doméstico, crea vídeos y contenidos dentro de sus posibilidades y con toda la buena intención del mundo (obviaremos el afán del negocio, puro y duro), sube esos contenidos a la plataforma y espera a que cualquier alumno compre ese contenido.

Por otro lado tenemos el rol del alumno que es aquel que puede encontrar ese curso en la red y simplemente, por poco dinero, compra ese contenido y lo realiza.

Por desgracia aunque el contenido pueda ser de mucha calidad, no se trata de cursos elearning que puedan realmente aportar mucho al alumno, sino que son simples formaciones básicas, que no por ello menos interesantes, con una accesibilidad muy buena. Ya que es la plataforma la que se encarga de la promoción y el acceso al curso

Este tipo de cursos no suelen tener ningún tipo de dinamización ni interactividad alumno profesor, por lo que las posibilidades finales de éxito. Los contenidos no están adaptados al elearning y en consecuencia el alumno aprende poco.


Guía: ¿Buscas trabajo? Descubre los factores clave que influyen en tu  contratación

Cursos Universitarios MOOC (Massive Online Open Courses)

Este es el caso en que una universidad utiliza a un profesor para que coloque, generalmente una asignatura o un temario concreto a disposición de cualquier persona que desee realizarlo a través de la red.

Todos estos contenidos son gratuitos y puestos a disposición del público mediante plataformas de generalización de MOOC como Coursera o MiriadaX, en su versión española.

Una de las grandes ventajas es que en estas grandes plataformas internacionales podemos encontrar cursos de muchas Universidades, tanto nacionales como internaciones y ¿a quién no le apetece tener un título de Harvard o de Oxford? Y más si puede obtenerlo gratis o casi, desde casa.

Además, podemos encontrarnos en que estamos 80.000 personas realizando el mismo curso a la vez, así que la interactividad conceptuada como 2.0 está más que garantizada si uno la busca. Las plataformas nos dan herramientas a nuestra disposición para ello.

En cambio el 95% de los alumnos que se apuntan a estas formaciones fracasan, abandonan o simplemente ya no la empiezan. Entonces, ¿Está fallando también este tipo de formación?

Lo cierto es que sí, pero debido a temas muy distintos que en el caso anterior. Aquí no es por falta de interactividad, sino porque, entre otras cosas, la mayoría de las veces los contenidos no se adecuan a lo que el titulo promete y nosotros entendimos.

Además de tratarse de títulos tan complejas como “La felicidad, la economía y la práctica empresarial”, con los que uno podría imaginar cualquier cosa.

El contacto con el profesor, como en el caso anterior es nulo, y además es lógico teniendo en cuenta que este podría tener que tratar con 5000 alumno simultaneamente, lo cual es prácticamente imposible.

Masters especializados

Contrariamente a todo lo anterior, tenemos plataformas que nos ofrecen Masters especializados (aunque quizás deberíamos desconfiar de las que tienen muchos)

Estas plataformas pueden llegar a pecar de lo mismo que en los dos casos anteriores, así que hay que saber valorar muy bien cada caso antes de comprar. Pero si es cierto que se puede solventar los principales problemas de los casos anteriores.

Aquí debemos buscar un alto contenido, de la temática que se explica y no sólo hablamos de que los contenidos sean de verdaderos profesionales y “gurús” internaciones, sino también que se haya primado una alta accesibilidad del usuario, y no sólo hablamos de la plataforma, sino también de la pedagogía utilizada.

Estos cursos no deben ser sólo contenidos elearning de mucha calidad, sino también estar adaptados a las particularidades que el elearning necesita, como son contenidos que han pasado por pedagogos, diseñadores instruccionales, diseñadores multimedia, etc…

También el tema del contacto con profesores y tutores esta solventado, en estos casos, ya que por un lado no son cursos tan masificados como en el caso de los MOOC y por otro lado están pensados y estructurados para que el alumno, independientemente de tener contenidos colgados online, tenga un seguimiento por un tutor y pueda consultar sus dudas a un profesor directamente y además tenga clases, charlas y conferencias directamente con su profesor. Complementando así toda la formación online que ya tiene a su disposición, ya que al final obtenemos una formación al uso, solo que utilizando medios electrónicos.

Cursos y Master on line hay muchos en el mercado, parece que están de moda, hoy en día cualquiera pone un curso online. Pero con contenidos de calidad, interacción y seguimiento con los profesores muy pocos, y sin duda estos son lo que valen la pena.

New Call-to-action