902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

Muchas empresas actuales se encuentran con serias dificultades para identificar y gestionar el talento corporativo. Bien por el tamaño de la compañía, o tal vez por la falta de formación y conocimientos, a veces no se consiguen los resultados pretendidos a este respecto.

A continuación, mostraremos una serie de herramientas que permiten a las corporaciones y empresas descubrir el talento corporativo y gestionarlo de forma eficaz y provechosa para el proyecto común.

[cta_hubspot id=3515]

Modelos identificativos del talento corporativo

Podemos establecer claramente dos modelos identificativos del talento corporativo que, si bien tienen su origen en las grandes multinacionales, también se pueden exportar con una escala diferente a otro tipo de empresas y proyectos:

  • Modelo heterogéneo. En primer lugar encontramos un modelo heterogéneo, destinado a la identificación del talento corporativo. En este sentido, nos referimos a la delegación que las grandes empresas hacen hacia sus filiales, permitiendo que sean estas las encargadas de la gestión.  Así pues, podemos extrapolar este modelo a las pequeñas empresas que, si gestionan diferentes proyectos, pueden delegar en los encargados para que identifiquen el talento corporativo según sus criterios personales y profesionales.
  • Modelo homogéneo. El segundo modelo que destacamos es el homogéneo. En este estilo, una gran empresa establece una política determinada para identificar el talento corporativo en cualquier parte, y se aplica siempre por igual.
    Este modelo, que es predominante en la actualidad, se puede implantar en todo tipo de empresas, sean del tamaño que sean. Cualquier equipo de trabajo puede tener su propia política de identificación según criterios establecidos.

Procesos para identificar el talento corporativo

Ahora, continuamos estableciendo una serie de procesos necesarios para identificar el talento corporativo y poder gestionarlo de forma adecuada.

Proceso de distribución

A la hora de identificar el talento corporativo, es necesario comenzar con un proceso de distribución. En el mismo, se ejecutan pruebas capaces de poner en valor a los integrantes de una empresa o equipo de trabajo.

A posteriori, se deben cumplimentar una serie de informes dedicados a cada uno de los empleados que han sido objeto de las pruebas.

Es necesario un control exhaustivo y meticuloso de la implementación de las pruebas y la recogida de informes para que el proceso sea efectivo y tenga éxito.

Proceso de segmentación

A continuación, se implanta un proceso de segmentación. Llega pues el turno de la evaluación de los resultados obtenidos en las pruebas realizadas según los informes recopilados.

Este proceso es de vital importancia, pues de él saldrán aquellas personas que de verdad han demostrado un talento corporativo notable y útil para la empresa.

Proceso de validación

Por último, marcamos el proceso de validación. Este es el momento en el que se validan los resultados obtenidos en los diferentes informes. Es decir, que los integrantes de la empresa que han mostrado verdadero talento corporativo recibirán el visto bueno final.

En este proceso, se validan a aquellos profesionales que han mostrado iniciativa, productividad, capacidad de adaptación, idoneidad para un puesto en particular, etc.

No siempre es fácil identificar el talento corporativo en el seno de una empresa. Sin embargo, hay suficientes metodologías y procesos para hacerlo con éxito. No olvidemos que solo aquellos profesionales realmente capacitados pueden lograr que un proyecto avance en la dirección adecuada.

 

Post relacionados:

[cta_hubspot id=3514]