902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

Etimológicamente, la palabra gestión procede de la unión de dos conceptos del latín: gestus, que significa hecho concluido o realizado, y el sufijo –tio, aplicado para una acción o efecto.

No difiere demasiado su origen con el concepto actual y, por tanto, la definición de gestión empresarial entronca con la idea de asumir la administración, organización y funcionamiento de un negocio o compañía.

Guía: La importancia de la dirección general en la gestión de personas

 

¿Qué dicen los autores sobre qué es gestión empresarial?

Qué es gestión empresarial

A diferencia de otros conceptos del sector económico, en relación a qué es gestión empresarial sí que existe cierto consenso, con ligeros matices.

En su obra Introducción a la Teoría General de la Administración, Idalberto Chiavenato define la gestión empresarial como  “el proceso de planear, organizar, integrar, direccionar y controlar los recursos (intelectuales, humanos, materiales, financieros, entre otros) de una organización, con el propósito de obtener el máximo beneficio o alcanzar sus objetivos.”

En el mismo sentido se pronuncian Julio García del Junco, Francisca Martín Jiménez y Rafael Periáñez Cristóbal, en su trabajo Administración y Dirección, en el que conciben la gestión empresarial como “el conjunto de las funciones o procesos básicos (planificar, organizar, dirigir, coordinar y controlar) que, realizados convenientemente, repercuten de forma positiva en la eficacia y eficiencia de la actividad realizada en la organización».

Por su parte, Reinaldo O. Da Silva, define la administración empresarial como «un conjunto de actividades dirigido a aprovechar los recursos de manera eficiente eficaz con el propósito de alcanzar uno o varios objetivos o metas de la organización». En esta línea también se extiende el concepto de gestión empresarial aportado por Stephen P. Robbins y Mary Coulter, quienes la entienden como “la coordinación de las actividades de trabajo de modo que se realicen de manera eficiente y eficaz con otras personas y a través de ellas».

Por último, para Harold Koontz y Heinz Weihrich, la administración o gestión empresarial es «el proceso de diseñar y mantener un entorno en el que, trabajando en grupos, los individuos cumplan eficientemente objetivos específicos».

Para qué sirve la gestión empresarial

Vista la definición de gestión empresarial, parece claro que sus funciones se basan en cuatro pilares:

  • Planificar: consistente en la fijación y programación de las metas u objetivos de la empresa a nivel estratégico, así como el establecimiento de los recursos humanos y técnicos necesarios para llevar a cabo la misión prevista de la forma más eficaz posible.
  • Organizar: se trata de la asignación y coordinación de las diferentes tareas, definiendo quién, cómo y cuándo se van a ejecutar.
  • Dirigir: relacionado con la figura de los líderes o ejecutivos, esta función consiste en motivar, impulsar y cohesionar a los distintos miembros de la organización para que desarrollen las funciones asignadas.
  • Controlar: radica en la supervisión del trabajo, analizando las fortalezas y debilidades de la compañía, con el objetivo de subsanar los defectos que puedan surgir durante el proceso de gestión empresarial.

Ahora bien, estas cuatro funciones de la gestión empresarial no son compartimentos estancos, sino que están relacionadas entre sí y deben desarrollarse de forma unificada y coherente.

 

New Call-to-action