902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

La empresa moderna debe hacer frente a una serie de retos relacionados con la logística que medirán su capacidad de supervivencia en el mercado global actual.

En una economía global como la que vivimos hoy, la supervivencia de las empresas depende, en gran medida, de su capacidad para satisfacer las necesidades íntegras del cliente. En este sentido, la logística juega un importante papel que permitirá a las corporaciones ser más o menos competitivas.

La logística en la economía global actual

Hoy en día, la economía mundial se ha globalizado fuertemente. Entre las características actuales del mercado podemos destacar unas fluctuaciones constantes de la demanda, una enorme competitividad, el juego en los mercados globales, la cada vez mayor exigencia del cliente, un consumidor muy bien informado, la importancia vital de los servicios, la revolución tecnológica y telemática y los sistemas de producción globalizados, junto con los ciclos de vida de los productos, cada día más limitados y cortos.

Ante este panorama global del mercado, las empresas tienen que dar respuesta a las exigencias, tratando de llegar cada día a mayor número de consumidores y clientes más lejanos. Deben procurar un aprovisionamiento más elevado, una satisfacción y comunicación con el cliente más cercana y de calidad, y una agregación de valor añadido enorme.

Frente al panorama global de las exigencias requeridas a las empresas, hay un departamento diferenciador capaz de medir el nivel de éxito y supervivencia de toda compañía: la logística.


Guía: ¿Buscas trabajo? Descubre los factores clave que influyen en tu  contratación

La logística en el mercado global

Se debe ir olvidando poco a poco el enfoque tradicional de la logística y comenzar a enfocar los esfuerzos en este terreno hacia nuevas direcciones.

Si nos fijamos en las grandes empresas que lideran los mercados globales, es observable que la tendencia natural se dirije hacia un nivel de excelencia y calidad máximos. Es decir, el reto mayor y más complejo de toda compañía es tratar de competir con los líderes buscando nuevos enfoques, dando respuesta a los desafíos y tratando de alcanzar metas muy altas y de enorme valor.

Ante este panorama se abren dos opciones o tendencias diferenciadas: no emprender una transformación a fondo de la logística, y dejarla como una estructura importante de la actividad empresarial o realizar un proceso profundo de renovación de la logística, en su sentido más moderno.

Atributos que deben regir la logística moderna

La logística moderna debe asumir una serie de atributos indispensables que garanticen el éxito del negocio:

  • La calidad es un atributo vital. La empresa debe dar respuesta a las necesidades y deseos del cliente con productos que colmen sus expectativas.
  • El precio es otro factor determinante al que debe dar cumplida respuesta la logística. Para ser competitivo hay que ofrecer un precio acorde a la calidad del producto.
  • El consumidor actual no destaca precisamente por su paciencia. Quiere algo y lo quiere ya. Es decir, que el tiempo será otro atributo determinante al que debe responder la logística, que ha de ofrecer un producto de calidad, a buen precio y según la demanda del cliente en cada momento.
  • El servicio que ofrece una empresa también determinará el éxito de su negocio. Hay que satisfacer, con el producto, las necesidades integrales del cliente. No solo es básico qué se le ofrece sino cómo se le ofrece.
  • Como hemos dicho anteriormente, cada día hay que llegar a un cliente más lejano dada la globalización del mercado actual. Este hecho redunda con fuerza en la efectividad de la logística, que ha de procurar que cada consumidor reciba su producto allá donde se genere la demanda. De la capacidad de la empresa para dar respuesta a este factor dependerá su éxito.
  • Dado que el cliente actual está bien informado de cuánto desea y tiene fuentes a las que recurrir para conocer a la competencia y saber qué necesita, es importante ofrecer una variedad de productos que den respuesta adecuada, aportando una amplia gama que cumpla con sus deseos.
  • La cantidad también es un factor determinante en el éxito de la logística actual. El producto de calidad debe ser ofrecido en número suficiente para cumplir las expectativas de la mayor parte de los consumidores objetivo, para evitar que produzca frustración o se vayan con la competencia.

Objetivos de la logística

Puesto que la logística tiene un impacto muy significativo en los costes, el tiempo, la calidad y cantidad de los servicios y la felicidad del cliente, hay que tener en cuenta los enfoques, objetivos y técnicas que se deben usar para garantizar el crecimiento de la empresa y su mejora en el valor. Para ello, es importante tener en cuenta ciertos detalles:

  • Los clientes disponen de menor capacidad económica pero mayor información, por lo que son mucho más exigentes.
  • La competencia, dado que el mercado disminuye por la menor capacidad del cliente potencial, se vuelve mucho más agresiva, así que hay que renovar estrategias constantemente.
  • La cuota de mercado en un contexto global como el actual es realmente difícil de mantener, ya que las empresas actuales son capaces de transcender fronteras y llegar a cada rincón del planeta en tiempos récord y con productos de calidad.

Con un panorama como el actual, es necesario mantener una política de empresa innovadora, creativa, capaz de alcanzar los máximos niveles de excelencia y calidad posibles y buscando nuevas estrategias que sobresalgan ante la competencia. Cómo es lógico, la logística juega un papel vital actualmente y es un departamento básico en el éxito de la compañía moderna.

 

Post relacionados:


New Call-to-action