902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

Ninguna organización puede sobrevivir sin el liderazgo adecuado. La responsabilidad suele recaer sobre un director general, la figura o figuras encargadas de tomar las decisiones finales cuando así lo precise la situación.

La responsabilidad de la dirección general

La dirección general de una organización de ámbito empresarial va más allá de una simple responsabilidad administrativa. A pesar de que entra dentro de sus ámbito, su labor debe extenderse a otros aspectos de la corporación, como la aplicación de un ambiente de trabajo adecuado o la motivación de los colaboradores.


Guía: ¿Buscas trabajo? Descubre los factores clave que influyen en tu  contratación

Importancia de una dirección general adecuada

Como hemos dicho, la responsabilidad de la dirección general de una empresa va mucho más allá de la simple organización administrativa. Veamos por qué es importante:

  • La dirección general es la encargada de elaborar, aprobar e impulsar las estrategias de la compañía, ya sea en cuestión de ventas, marketing o atención al cliente.
  • Es responsabilidad de un director general la regulación de la conducta de todos los componentes de la empresa.
  • Una adecuada motivación y una elevada moral de los equipos de trabajo y colaboradores son importantes cometidos de la dirección general, hecho que aumentará la productividad final.
  • La responsabilidad última de que se cumplan los objetivos marcados por la empresa recae en los hombros del director general.
  • La comunicación vertical y horizontal es básica para mejorar la productividad y valor de la empresa. Y es el director general el encargado de implementarla de forma adecuada así como velar por que se produzca en condiciones óptimas.
  • También es responsabilidad de la dirección general la supervisión de todas las tareas y funciones administrativas en la compañía.
  • La responsabilidad de ejercer un liderazgo adecuado y adaptado a las necesidades de una empresa recae sobre el director general.
  • El reparto de responsabilidades entre los miembros y colaboradores de la corporación también es labor importante de la dirección general.

Cualificaciones de un director general

Es evidente que no todo el mundo está cualificado para ser el director general de una empresa o proyecto. Se hace necesaria la suma de actitudes, aptitudes, talento, experiencia y formación para ser capaz de llevar a buen puerto los objetivos marcados.

La responsabilidad de un director general se debe enfocar a optimizar los recursos de la empresa y potenciar la calidad y valor añadido del producto final. Para ello es necesario que sea una persona:

  • Organizada, con capacidad para obtener una visión global y estratégica de la empresa.
  • Con talento para el liderazgo de los equipos de trabajo.
  • Comunicativa, con habilidad para transmitir ideas de forma clara y concisa.
  • Motivadora, logrando obtener lo mejor de cada uno de los colaboradores en un ambiente laboral adecuado que potencie el talento.
  • Capaz de planificarse, pues es importante evitar el caos y la desorganización.
  • Analítica, con capacidad para observar nuevos nichos de mercado, oportunidades, fortalezas y debilidades.
  • Estratega, ya que el diseño de nuevos planes de marketing, ventas, atención al cliente y planificación son indispensables para el éxito empresarial.
  • Y enfocada a la consecución de objetivos planteados, que son el fin último de toda compañía.

Es obvio que la responsabilidad de un director general en una empresa es enorme, dado que el éxito de la compañía recae en gran medida sobre su gestión, su capacidad y su habilidad y competencia.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action