902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

La Organización Mundial de la Salud ha aprobado recientemente la inclusión del síndrome de ‘burnout’ en la próxima Clasificación Internacional de Enfermedades como una patología vinculada al ámbito laboral. El también llamado síndrome del trabajador quemado es una de las consecuencias que generan los trabajos tóxicos, pero no la única. ¿Sabes identificar si estás inmerso en un empleo de este tipo?

¿Qué son los trabajos tóxicos?

Los trabajos tóxicos consisten en aquellos empleos en los que “el trabajo, la atmósfera, las personas o cualquier combinación de esas cosas causan graves trastornos en el resto de la vida”, según la definición aportada por Lisa Tynan en Signs You’re in a Toxic Work Environment- and How to Handle It.

Trabajos tóxicos: ¿cómo puedes identificarlos y sobrevivir a ellos?

Es decir, en estos entornos laborales negativos se aprecia un “cambio en el estado físico o mental de una persona en respuesta al lugar de trabajo, que plantea un desafío claro o una amenaza para el bienestar de ese empleado”, según añaden Thomas W Colligan y Eileen M Higgins, en Workplace Stress: Etiology and Consequences.

Guía gratuita: Cómo potenciar el desarrollo personal y profesional

De hecho, según la Organización Mundial de la Salud, tan beneficioso es tener un empleo, como perjudicial puede resultar si se lleva a cabo en un ambiente laboral negativo (estrés, desmotivación, insomnio, fatiga, ansiedad, depresión…), hasta el punto de que un 20% del capital humano sufre algún problema de salud mental, según este organismo.

Y es que los trabajos tóxicos son más frecuentes de lo que pensamos: seis de cada diez profesionales admite que el estrés laboral le ha provocado alguna enfermedad y el 7% de ellos ha tenido que ser hospitalizado por este motivo,  según los estudios desarrollados por el profesor de la Universidad de Standford Jeffery Pfeffer, autor de Dying for a Paycheck.

¿Cómo puedes detectar un entorno laboral tóxico?

Lógicamente, todos tenemos problemas en el trabajo. ¿Quién no se ha quejado en alguna ocasión de un compañero ‘trepa’ o difamador, del horario laboral o de la actitud del superior? No podemos calificar como tóxico un empleo por sufrir episodios puntuales que nos disgustan, sino que para que se dé esta escenario es necesario que “la situación laboral tóxica sea continua y te resulte psicológicamente insoportable, no por el trabajo real que realizas, sino porque la dinámica emocional del entorno es profundamente disfuncional”, según puntualiza Gabrielle Moss en 5 Signs You Work In A Toxic Workplace.

Además, los trabajos tóxicos pueden presentarse en diferentes y variadas formas, desde el acoso y conflictos con los compañeros o superiores, hasta disparidad en las recompensas y reconocimientos, inestabilidad e incertidumbre laboral o ambientes negativos.

¿Cómo puedes entonces identificar estos entornos? Estas son algunas de las 7 evidencias más habituales de los trabajos tóxicos:

  1. ¿No te sientes integrado dentro de la compañía? Cuando los trabajadores están satisfechos con sus entornos de trabajo muestran un alto compromiso y sentido de pertenencia a la organización, por lo que si los valores, políticas y funcionamiento de la empresa son contrarios a tu visión es probable que te encuentres en un entorno tóxico.
  2. ¿Te entristece levantarte cada mañana para ir al trabajo? La falta de motivación es otro de los indicios más comunes de los trabajos tóxicos. Si afrontas cada día con apatía y desilusión, quizá sea hora de reinventarse.
  3. ¿Sientes que no tienes vida personal? Según el artículo If You Want to Be Happy at Work, Have a Life Outside of It, de la Harvard Business Review, la felicidad en el trabajo depende de dos factores principales: disfrutar de tiempo de ocio fuera del trabajo y disponer de los recursos económicos para ello. Así, los trabajos tóxicos, en los que los horarios se alargan al extremo y las condiciones laborales son precarias (salarios bajos, políticas de personal restrictivas, imposibilidad de promoción interna…), es posible que empieces a percibir las consecuencias de un entorno laboral poco saludable.
  4. ¿Definirías como disfuncional la organización de la empresa? Cuando percibes que el caos (retrasos, ineficacia, excesiva burocracia, conflictos de rol…) es la nota predominante de la compañía, quizá sea también por la toxicidad del empleo.
  5. ¿Crees que existe una completa falta de comunicación entre la plantilla? La comunicación es una de las principales herramientas que deben desarrollar las empresas para generar ambientes positivos, de modo que su ausencia puede dar lugar a conflictos internos, desmotivación e insatisfacción laboral.
  6. ¿La relación con tu jefe es nula o mala? La conexión entre los trabajadores y sus superiores es uno de los principales indicadores de satisfacción o insatisfacción laboral, hasta el punto de que el 45,2% de los profesionales que dejan un empleo lo hacen por esta mala relación con su jefe directo, según el estudio ¿Por qué se van?, del Future For Work Institute.
  7. ¿Hay mal ambiente entre los propios compañeros de trabajo? Las relaciones interpersonales también influyen notablemente en el rendimiento profesional: cuando son positivas, el desempeño y la felicidad de los trabajadores mejora; mientras que, si son negativas (rumores constantes, favoritismos, excesiva competitividad, mobbing…), la situación se invierte pudiendo convertir los entornos laborales en trabajos tóxicos.

Ahora bien, te preguntarás cómo puedes distinguir un trabajo tóxico con un problema personal que esté afectando a tus circunstancias laborales -y no al revés-. “En ocasiones, es incluso complicado identificar si el problema está en la toxicidad de tul entorno laboral , especialmente cuando tus jefes o compañeros pretenden convencerte de que la percepción es solamente tuya”, apunta Elena Moreno en Cómo escapar de un ambiente de trabajo tóxicoEn este sentido, la psicóloga Pilar Conde, en el artículo  ¿Y si estás cansada y desmotivada por tener un trabajo tóxico?, recomienda «valorar si el resto de las personas se encuentran como tú o no, o ver si hay mucho cambio de personal, si los compañeros suelen irse de la empresa».

¿Cómo lidiar con los trabajos tóxicos?

Analizadas las circunstancias y comprobado que tu entorno laboral presenta altos niveles de toxicidad, ¿qué puedes hacer para sobrevivir en este escenario? En Coping In A Toxic Work Environment, Amy Rees Anderson recoge pautas para lidiar en estas situaciones:

  • Recuerda constantemente que el problema proviene del empleo, no de ti. Los trabajos tóxicos pueden ser muy destructivos para las personas que se encuentran en ellos, afectando a la autoestima de los profesionales. Para evitar ser arrastrado por esta tendencia, es necesario que mantengas tu ánimo y autoconfianza altos.
  • Asume que solo puedes controlar tu propio comportamiento. Cuanto antes aceptes que solo puedes gestionar tus propias acciones y reacciones, y no la de los demás, mejor será para tu bienestar personal.
  • No bajes tu rendimiento. Evita a toda costa contagiarte con la negatividad del entorno laboral y trata de dar lo mejor de ti mismo en todo momento, sin justificar una disminución de tu desempeño por el mal ambiente. “Es fácil caer en la trampa de renunciar al trabajo, pero la conclusión es que siempre que estés aceptando un cheque, tienes la obligación de entregar un trabajo honesto”, afirma la autora.
  • Quédate con el lado positivo de las cosas. Las situaciones difíciles son una buena oportunidad para el crecimiento profesional y personal. Presta atención a todo lo que te rodea y concéntrate en convertir la experiencia en un aprendizaje. Por ejemplo, puedes descubrir qué atributos de tu jefe no quieres emular en un futuro o qué medidas adoptarías si fueras el responsable de la empresa.
  • Prepárate para una nueva oportunidad profesional. Debido a que los trabajos tóxicos difícilmente se revierten, es aconsejable que sigas formándote y buscando activamente un nuevo empleo en el que puedas desarrollarte bajo un ambiente positivo.

Para ello, en la Escuela Europea de Management contamos con el Curso Online Executive Desarrollo personal, un completo programa formativo con el que podrás reforzar tus competencias y habilidades y lograr una mayor eficacia profesional y mejores oportunidades en el mercado laboral.

New Call-to-action