902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

Guía gratuita: Cómo potenciar el desarrollo personal y profesional

En torno a 12,8 millones de profesionales españoles, el 71%, se encuentran satisfechos con su empleo, según el último informe Workmonitor de Randstad para el segundo trimestre de 2017. Aunque el resultado es positivo, también refleja que hay un 29% descontento con su actual vida laboral y, muchos de ellos, se plantearán la difícil cuestión de cómo saber lo que quiero.

Decía Séneca que no hay viento favorable para quien no sabe a dónde va. Nos repiten constantemente que luchemos por nuestras metas y objetivos pero, en ocasiones, el problema radica en el desconocimiento de los mismos. Esta incertidumbre se produce en todas las etapas de la vida, desde el alumno de instituto que debe elegir dónde continuar sus estudios o el graduado universitario que tiene que ir desarrollando su carrera profesional hasta el trabajador que, tras años de experiencia, se siente desmotivado y encerrado en un puesto que no le satisface.

La pregunta de cómo saber lo que quiero es crucial, pues supone el punto de partida para construir una vida personal y laboral plena. En este sentido, la coach personal y escritora Kathy Caprino, autora de la charla TEDx Talks Time to brave up, señala en un artículo publicado en Forbes, seis pasos para dar respuesta a esta incógnita existencial sobre cómo cambiar nuestra vida cuando no sabemos por dónde empezar:

  1. Rompe con los convencionalismos impuestos. Los imperativos sociales pueden provocar que nos sintamos prisioneros de una vida externamente marcada: aceptar un puesto de trabajo porque está bien remunerado, casarnos, tener hijos, acceder a una vivienda… Es como si gran parte de nuestra existencia estuviera ya marcada de antemano, pero ¿es realmente así? Si queremos resolver la cuestión de cómo saber lo que quiero debemos de cuestionar todas estas suposiciones y tratar de reescribir el futuro en un folio en blanco. Nadie es demasiado joven para soñar con ambición ni nadie es demasiado viejo para no poder emprender el cambio. Cuando eliminamos estos factores de la ecuación, veremos el gran número de opciones disponibles.
  2. Quédate con lo bueno. La experta aconseja evitar el radical “borrón y cuenta nueva” y realizar un análisis pormenorizado de cuáles son los aspectos positivos y negativos de la actual carrera profesional, deshaciéndonos de lo que nos hace sentir frustrados. Así, puede que nuestro actual puesto no nos motive, pero sí que nos guste el entorno de trabajo o viceversa, o que sintamos pasión por una parte de nuestras funciones, aunque nos parezcan tediosas otras muchas. Esta evaluación nos va a permitir marcar el camino por el que debemos avanzar en nuestra renovación profesional.
  3. Soluciona los problemas antes de partir. Aclarar cómo saber lo que quiero no significa huir de los problemas. Para encauzar la vida profesional y personal hay que tomar las riendas de la misma y esto supone enfrentarse a los conflictos que en ella existan. Es habitual que, una vez afrontados, esa incertidumbre desaparezca y el único cambio que realmente necesitábamos era aclarar algunos puntos, como una desavenencia con el superior o un compañero.
  4. Busca apoyos. Como apunta Caprino, “no puedes llegar a donde quieres en la vida y el trabajo si no tienes ayuda”. Por ello, es importante que construyamos una red de contactos que nos impulsen hacia el siguiente nivel, desde familiares que apoyen nuestra transformación, compañeros que nos recomienden o contactos profesionales, hechos en redes sociales o grupos de trabajo y asociaciones, que nos abran puertas.
  5. Aclara quién eres. Para encontrar un nuevo rumbo debemos averiguar lo que realmente somos: cuáles son nuestras fortalezas, qué nos hace diferentes, qué nos gusta hacer, cuáles son nuestras expectativas de vida, qué valores nos rigen, qué causas apoyamos, a quién admiramos… Si no podemos responder a estas preguntas, ni nosotros ni los demás sabremos cómo ayudarnos.
  6. Conecta los puntos. Llegados a este momento, el último paso para concretar cómo saber lo que quiero requiere que enlacemos nuestras preferencias y expectativas con las posibilidades que nos ofrece el mundo. En este sentido, la coach recomienda explorar directamente las opciones para ir delimitando paulatinamente la trayectoria más adecuada para nosotros.

 

Post relacionados:





New Call-to-action