902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

Si miras tu agenda seguro que está repleta de tareas por hacer, lo que pone a prueba tu capacidad de gestionar el estrés, aumentando las probabilidades de que caigas en la procrastinación, de que acometas las misiones más urgentes, pero menos importantes, o de que el exceso de encargos te lleve, incluso, a una situación de bloqueo. ¿Cómo puedes priorizar el trabajo correcto cuando tienes numerosas actividades que ejecutar?

Existen diferentes técnicas o estrategias de priorización que te ayudarán a marcar objetivos de forma eficaz. Una de ellas es la conocida como el método MoSCoW.

La técnica MoSCoW

Creada en 1994 por Daig Clegg, la técnica MoSCoW permite priorizar el trabajo correcto a partir del valor que cada tarea aporta al resultado final. Su nombre es un acrónimo de las primeras letras de los criterios que debes aplicar a la hora de decidir por dónde empezar: Must have; Should have; Could have; y Will not have.

Así, a diferencia de otros sistemas de priorización que emplean valores numéricos –cuantificando del 1 al 5 qué trabajos son más relevantes, por ejemplo- en el método MoSCoW se utilizan parámetros semánticos, que facilitan la comprensión. “La técnica de priorización de requisitos MoSCoW ayuda a todo el equipo a entender las necesidades reales y la criticidad de cada funcionalidad”, señala Adrián Alonso en Priorización de Requisitos Software con MoSCoW.

Además, como parte de las metodologías Agile, esta estrategia para priorizar el trabajo correcto “permite ir realizando las tareas de modo que, si en algún momento te quedas sin recursos para seguir trabajando, te aseguras que lo más importante siempre está hecho”, según puntualiza María Leal en Método MoSCoW para priorizar tareas. Al mismo tiempo, es una herramienta flexible, por lo que en el caso de que cambien las prioridades, puedes reorganizar los trabajos de forma sencilla.

Guía gratuita: Cómo potenciar el desarrollo personal y profesional

¿Cómo priorizar el trabajo correcto mediante el método MoSCoW?

Para aplicar esta técnica para priorizar el trabajo correcto, lo único que tienes que hacer es estudiar cada tarea y ubicarla en alguna de las siguientes categorías:

  • Must have (Debe tener). En este grupo se incluirían aquellos encargos que son esenciales para la buena marcha del proyecto, es decir, si no se llevan a cabo, el resultado será un fracaso. Por ejemplo, imagina que tu meta es hacer una hamburguesa; el filete de carne y las rebanadas de pan sin duda son prioritarios para lograr un producto mínimo aceptable.
  • Should have (Debería tener). Se incluyen aquellos que, aunque no son básicos, sí que aportan un importante valor añadido al resultado final, por lo que deberían llevarse a cabo salvo que exista una buena causa para omitirlos. Siguiendo con el caso anterior, solo con el pan y la carne tienes ya la burguer, pero sería conveniente que también tuviera lechuga y queso para acercarte más al concepto deseable de hamburguesa propiamente dicho.
  • Could have (Podría tener). Se trata de aquellas tareas que son complementarias, es decir, son requisitos deseables, pero no necesarios, para priorizar el trabajo correcto, tendrás que valorar el tiempo y presupuesto con el que dispones. En el símil alimentario, si fuera posible, la hamburguesa estaría mucho mejor con tomate y cebolla.
  • Will not have (No tendrá). En este último grupo, debes incorporar aquellas misiones que son descartadas ‘a priori’, a la espera de ser tenidas en cuenta en un futuro. Por ejemplo, podríais añadir cebolla caramelizada, trufa o foie para lograr la hamburguesa ideal, pero quizá sea mejor lanzar un producto más básico e ir estudiando las demandas y gustos de los clientes, antes de incluir ingredientes costosos.

¿Quieres potenciar tu eficacia personal? En la Escuela Europea de Management ofrecemos el Curso Online Executive en Desarrollo Personal, con el que aprenderás a gestionar mejor el tiempo y los objetivos y priorizar el trabajo correcto de la mano de profesores de las mejores Escuelas de Negocios del mundo.



New Call-to-action