902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

¿Te acuerdas de aquel programa de humor en el que varios cómicos debían decir varios usos para un objeto, por extravagantes que resultaran sus respuestas? Pues esa prueba no es más que un ejercicio de la Psicología cognitiva para potenciar la creatividad y el pensamiento divergente.

Aunque en este caso, el objetivo final es el entretenimiento del público, las empresas de hoy necesitan incorporar herramientas para impulsar una nueva forma de pensar de sus equipos que permita abrir la mente a ideas diferentes e innovadoras. Esto es lo que persigue el pensamiento divergente.

Teoría del pensamiento convergente y divergente

El modelo teórico del pensamiento convergente y divergente surgió a mediados del siglo XX y se lo debemos al psicólogo estadounidense Joy Paul Guilford, para quien el intelecto estaba conformado por 120 habilidades diferentes estructuradas de forma cúbica a partir de tres dimensiones:

    • Las operaciones: el procesamiento de la información que incluye capacidades como la cognición, la memoria, la producción convergente y divergente o la evaluación.
    • Los contenidos: el tipo de información que las personas procesan y que puede ser semántico, figurativo, conductual y simbólico.
    • Los productos: las respuestas o resultados generados por el sujeto a partir de la información y contenidos y que se divide en unidades, clases, relaciones, sistemas, transformaciones e implicaciones.

Guía gratuita: Cómo potenciar el desarrollo personal y profesional

El autor de The Nature of Human Intelligence entendía que, en la primera dimensión, existen dos modos de llevar a cabo el proceso intelectual para enfrentarse a los problemas:

  • Pensamiento convergente. Consiste en elaborar una respuesta a partir de una información preexistente y siguiendo un proceso lineal, ordenado y racional. De ahí que también se denomine pensamiento vertical o plano. Sería el caso de los silogismos: por ejemplo, si en la empresa solo trabajan ingenieros, el nuevo trabajador que se acaba de incorporar es un ingeniero.
  • Pensamiento divergente: Por el contrario, este modo de razonamiento se produce en varios planos, incorporando diferentes posibilidades y enfoques a un mismo problema a partir de una asociación libre de ideas, es decir, no sigue una secuencia lógica para llegar a una solución concreta, sino que está conformado por infinitas opciones, por irracionales que parezcan. Así, ese nuevo empleado podría ser ingeniero, pero también economista, abogado, médico, artista o, por qué no, espía.

La creatividad y el pensamiento divergente

Por tanto, Guilford señala que el pensamiento divergente se caracteriza por lo siguiente:

  • Fluidez: la capacidad para aportar numerosas alternativas ante un mismo problema.
  • Flexibilidad: la habilidad para crear distintas opciones enlazando los conocimientos procedentes de diferentes campos de conocimiento. una perspectiva múltiple de un mismo asunto y poder adaptar la mente en cada caso.
  • Originalidad: el poder de generar ideas innovadoras.
  • Redefinición: la destreza para encontrar nuevas utilidades o enfoques sobre algo diferente al tradicionalmente dado.
  • Penetración: la habilidad para percibir en el entorno problemas, dificultades fallos o imperfecciones desde una perspectiva constructiva.
  • Elaboración: capacidad de producir una información detallada y desarrollada sobre el tema en cuestión.

De ahí que el experto asocie los conceptos de la creatividad y el pensamiento divergente de forma inexorable, pues solo a través de la aportación de diferentes propuestas se pueden innovar. Por el contrario, el pensamiento convergente se rige por un proceso lógico que desemboca siempre en la misma solución. “Este autor establece por primera vez la división entre pensamiento convergente o pensamiento lógico, que tiende a una única respuesta o solución, y pensamiento  divergente,  que  tiende  a  buscar  soluciones  más  abiertas, diferentes e inusuales, dirigiéndose hacia la innovación”, explica Ana Maria Aguilera-Luque en su trabajo El pensamiento divergente: ¿Qué papel juega creatividad?

No obstante, ha sido el modelo de razonamiento lógico es el que se ha potenciado en las últimas décadas, desde los centros formativos hasta las empresas. Sin embargo, cada vez son más las organizaciones que incorporan el pensamiento divergente como forma de optimizar la creatividad dentro de sus plantillas. Como señala Marga Arzabal en el artículo ¿Qué es el pensamiento divergente?, “innovar y pensar soluciones a problemas son tareas que requieren creatividad y el pensamiento deductivo (convergente) nos limita la capacidad de ser creativos”.

“Esto de la invención tiene sus propias reglas; a menudo, cuando alguien intenta descubrir algo, no es la lógica lo que lleva a la solución, sino un sinuoso proceso subconsciente”, Kary B. Mullis, Nobel de Química

¿Cómo potenciar la creatividad y el pensamiento divergente?

Se trata, por tanto, de pensar fuera de la caja, de modificar la estructura cerebral a la hora de abordar un problema, explotando la capacidad disruptiva del cerebro de romper con los convencionalismos preestablecidos y crear nuevas reglas del juego.

Para ello, existen diferentes dinámicas que permiten ejercitar la creatividad y el pensamiento divergente de los profesionales:

  • Ejercicios de sinéctica. Esta técnica desarrollada por William J. J. Gordon consiste en buscar relaciones entre conceptos que, a priori, no guardan vínculo alguno. Por ejemplo, ¿para qué sirve un móvil?: para llamar, para calzar una mesa que cojea, como calefacción cuando se recalienta…
  • Técnica Scamper. Diseñada por Bob Eberle, esta estrategia se basa en someter a una idea o proyecto a diferentes filtros. Por ejemplo, sustituye un elemento de la ecuación, combina todas las posibilidades, aporta un nuevo uso, elimina una parte…
  • Fluidez de asociación. Se trata de que los participantes en la dinámica den el máximo número de sinónimos de una lista de palabras.
  • Títulos de argumentos. Este ejercicio, creado por el propio Guilford requiere que los implicados aporten el mayor número de títulos sobre una historia dada.

¿Quieres mejorar tu capacidad creativa e innovadora? En la Escuela Europea de Management, a través de la plataforma Crossknowledge, ponemos a tu disposición un amplio abanico de recursos formativos para desarrollar estas habilidades de la mano de expertos de las mejores escuelas de negocios del mundo.




New Call-to-action