902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

Durante décadas, hemos asistido a un aprendizaje basado en la memorización. Sin embargo, en la actualidad comienza a imponerse un nuevo enfoque que impulsa el pensamiento crítico y creativo, así como el análisis, como medio para que cualquier persona puede alcanzar su máximo potencial.

Desarrollado por el psicólogo Robert Swartz, considerado uno de los mayores expertos en el ámbito educativo, el conocido como método TBL (Thinking Based Learning) enseña a las personas a pensar. “Pensar de forma correcta y adecuada es lo único que los alumnos necesitan para aprender aquello que utilizarán en sus vidas”, sostiene.  ¿En qué consiste esta metodología?

Guía gratuita: Cómo potenciar el desarrollo personal y profesional

El pensamiento eficaz

El aprendizaje basado en el pensamiento, como apunta Robert Swartz en su trabajo Cómo desarrollar en los alumnos las competencias del siglo XXI, tiene como objetivo conseguir un pensamiento eficaz, entendido como “la aplicación competente y estratégica de destrezas de pensamiento y hábitos de la mente productivos que nos permiten llevar a cabo actos meditados de pensamientos, como tomar decisiones, argumentar y otras acciones analíticas, creativas o críticas”.

Se trata de crear personas que no solo sean capaces de repetir una retahíla de información previamente memorizada, sino que comprenden el mundo que les rodea. Su éxito en el ámbito educativo está originando que sea extendido en otros sectores, como a los planes de desarrollo profesional de las empresas, donde las organizaciones necesitan profesionales con habilidades críticas, creativas y analíticas.

En este sentido, el pensamiento eficaz está compuesto por tres elementos:

  • Destrezas de pensamiento. Se trata de los procedimientos que llevamos a cabo a la hora de pensar y que pueden ser destrezas de pensamiento crítico y creativo y analítico.
  • Hábitos de la mente. Se refiere a cómo dirigimos estos procedimientos para dar lugar a conductas de reflexión amplias y productivas.
  • Metacognición. Consiste en llevar a cabo los dos pasos anteriores basándonos en lo que se nos pide.

La combinación de estos tres elementos da lugar a un conocimiento profundo, a diferencia de la formación tradicional basada en la memoria que origina un aprendizaje superficial.

Pensamiento crítico y creativo, más analítico

¿En qué consisten esas destrezas de pensamiento crítico y creativo y analítico? Swartz explica cómo intervienen en el aprendizaje estos tres tipos:

  • Analíticas: Esta destreza trata de analizar ideas (contrastando información, definiendo y clasificando conceptos, secuenciando hechos o relacionando las partes con el todo) y argumentos (encontrando razones y conclusiones sobre el hecho en sí y destapando asunciones implícitas) con el objetivo de determinar cuáles son las actitudes representativas y la información relevante. Esta capacidad es muy útil en el ámbito empresarial para la resolución de problemas, pues permite encontrar soluciones de forma rápida ante conflictos complejos.
  • Críticas. En el pensamiento crítico se estudia la información básica con el fin de obtener indicios y deducciones que nos permitan basar nuestros juicios en razones argumentadas, sin dejar de estar abiertos a otras posibilidades. Para ello, se apuesta por contrastar la fiabilidad de las fuentes, buscar explicaciones causales y emplear el razonamiento por analogía, hipotético y deductivo. Esta destreza, por ejemplo, es muy necesaria en los directivos y altos mandos, pues les ayudará a tomar decisiones sobre una base fundamentada.
  • Creativas. En este caso, el trabajo consiste en generar posibilidades con múltiples, nuevas, originales y variadas ideas y crear metáforas que contribuyan a la comprensión del hecho, incorporando al aprendizaje un conocimiento menos corriente. ¿Y qué sería de una empresa sin esta capacidad creativa para originar nuevos proyectos?

Ahora bien, tanto el pensamiento crítico y creativo, como el analítico, deben desarrollarse conjuntamente para obtener un aprendizaje completo y realizar un progreso profesional eficaz. Por ejemplo, de nada sirve idear originales y novedosas iniciativas si no somos capaces de determinar si son factibles. No obstante, en la Escuela Europea de Management contamos con el curso online ‘Desarrolla tus habilidades personales’ en el que abordamos en profundidad técnicas y herramientas para, entre otros objetivos, los participantes potencien su pensamiento crítico y creativo.

 

Post relacionados:

 





New Call-to-action