902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

El cine tiene el poder de inspirarnos y motivarnos, ¿o no sientes un afán de superación personal cuando escuchas ‘Gonna Fly Now’, el tema que acompañaba a Rocky Balboa en la mítica escena de su entrenamiento por las calles Filadelfia?

Como señala el psicólogo Kenneth Gergen, autor de The saturated self: Dilemmas of identity in contemporary life, “las películas pueden catapultarnos rápida y efectivamente a estados de miedo, ira , tristeza, romance, lujuria y éxtasis estético, a menudo dentro del mismo período de dos horas”.

Guía gratuita: Cómo potenciar el desarrollo personal y profesional

Ahora bien, no siempre los films tienen auténticos fines terapéuticos o pueden usarse adecuadamente como inspiración para la superación personal. Por ello, el psicólogo John C. Norcross encabezó una investigación, recopilada en el libro Self-Help That Works: Resources to Improve Emotional Health and Strengthen Relationships, en la que se propuso compilar los recursos efectivos desde un punto de vista científico. “Los libros, sitios web y películas de autoayuda abundan y son importantes fuentes de asesoramiento psicológico, ¿pero cómo puedes tamizarlos para encontrar los que funcionan?”, cuestiona el experto.

A partir de encuestas realizadas durante dos décadas a miles de psicólogos titulados, la investigación ha reunido los títulos de autoayuda del Séptimo Arte más recomendados. Por categorías, en el bloque de superación personal, ¿cuáles son las películas seleccionadas?

Regreso a Bountiful (1985)

Este trabajo, dirigido por Peter Masterson y protagonizado por la oscarizada Geraldine Page (Carrie Watts en la película), narra la historia de una anciana de Texas que, aburrida de la monotonía de su vida, decide emprender en la década de 1940 un viaje a su ciudad natal, donde conoce a una joven con la que crea una estrecha amistad.

 

El doctor (1991)

Bajo la dirección de Randa Haines, Jack MacKee (encarnado por William Hurt) es un médico frío y distante, hasta que le diagnostican una enfermedad y se convierte en paciente de su propio hospital, desarrollando una fuerte empatía que le permite darse cuenta de cómo se sienten sus pacientes en estas situaciones, a qué problemas se tienen que enfrentar, cómo se convierten en ejemplos de superación personal y cuánto vale realmente la vida.

 

¡Qué bello es vivir! (1946)

Todo un clásico del cine, con cinco nominaciones a los Oscar, basado en el cuento de The Greatest Gift (El mayor regalo), de Philip Van Doren Stern. Esta obra maestra de Frank Capra arranca con George Bailey (James Stewart) en un intento de quitarse la vida en Nochebuena porque, a pesar de haber dedicado su vida a ayudar a otros, un problema laboral le causa una profunda tristeza. En este momento aparece un ángel de la guarda, Clarence Odbody (Henry Travers) que muestra al desdichado protagonista cómo serían las vidas de las personas si él nos hubiera intervenido en ellas.

 

Profesor Holland (1995)

Glenn Holland (Richard Dreyfuss) es un talentoso músico y compositor, pero sus problemas económicos le llevan a tener que aceptar un trabajo como profesor de Secundaria, donde sin quererlo descubre que su verdadera vocación es enseñar a los jóvenes a comprender el mundo a través de la música. Esta película de superación personal, dirigida por Stephen Herek, le valió a su protagonista la nominación al Oscar como mejor actor.

 

Y si quieres pasar de la ficción a la vida real y aplicar estrategias de superación personal en tu día a día, apúntate el Curso Online Desarrolla tus Habilidades Personales de la Escuela Europea de Management, donde aprenderás técnicas y herramientas para la toma de decisiones alternativas, la gestión del estrés, el desarrollo del pensamiento creativo y el impulso de tu inteligencia emocional.



New Call-to-action