902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

Las organizaciones empresariales necesitan de equipos multidisciplinares, capaces de reunir diferentes habilidades y competencias que permitan una actuación global que facilite el éxito y, por tanto, es importante contar con profesionales que dispongan de diferentes inteligencias. Una de ellas es la inteligencia interpersonal, pero ¿en qué consiste y en qué medida ayuda a la mejora de la plantilla?

Las múltiples inteligencias

Al hablar de inteligencia interpersonal hay que comenzar con una referencia a la Teoría de las inteligencias múltiples, desarrollada por Howard Gardner en 1983.

Para el psicólogo estadounidense y sus colaboradores de la Universidad de Harvard no existe un único tipo de inteligencia, como hasta ese momento se contemplaba. Así, encontramos científicos capaces de conseguir grandes descubrimientos pero les resulta muy difícil mantener relaciones sociales; aventureros con un sentido de orientación excepcional, que carecen de toda sensibilidad musical o rítmica; o deportistas de élite nefastos en cálculo.

Guía gratuita: Cómo potenciar el desarrollo personal y profesional

Según este paradigma, el cociente intelectual tradicional no es determinante en la inteligencia de una persona, puesto que existen otros factores que también intervienen en el éxito. En este sentido, el Gardner establece 8 tipos de inteligencias distintas:

  • Inteligencia lógico-matemática: la considerada históricamente inteligencia por excelencia, el llamado IQ, se refiere a la capacidad para realizar razonamientos lógicos y resolver problemas a partir de ellos con agilidad mental.
  • Inteligencia lingüística: corresponde a la habilidad de usar el lenguaje y comunicarnos con los demás.
  • Inteligencia espacial: la demuestran aquellas personas que son capaces de analizar diferentes perspectivas de un objeto o situación, como ocurre en el ajedrez o en el diseño arquitectónico.
  • Inteligencia musical: propia de los músicos, este tipo de inteligencia permite interpretar y componer piezas musicales con excelente armonía.
  • Inteligencia corporal y cinestésica: algunos sujetos presentan una gran coordinación y motricidad para manejar herramientas o expresar emociones y es esta habilidad corporal lo que les confiere una alta inteligencia en este campo.
  • Inteligencia naturalista: poseer este tipo de inteligencia facilita la detección, diferenciación y categorización de aspectos vinculados con la naturaleza (flora, fauna, fenómenos meteorológicos…).
  • Inteligencia intrapersonal: se refiere a la facultad para comprendernos y controlarnos nosotros mismos, permitiéndonos ser conscientes de nuestras emociones y reflexionar sobre las mismas.
  • Inteligencia interpersonal: supone la capacidad para interpretar palabras, gestos y comportamientos de las otras personas, permitiendo empatizar con los demás y obteniendo una mayor compresión y entendimiento de sus circunstancias.

La inteligencia interpersonal

Así, como recoge el propio Gardner en su libro Inteligencias múltiples, “la inteligencia interpersonal es la capacidad para entender a las otras personas: lo que les motiva, cómo trabajan, cómo trabajar con ellos de forma cooperativa”.

Se trata de esa habilidad para saber qué está pensando otra persona, qué le preocupa o cuáles son sus intenciones o deseos; en definitiva, nos permite comprender a los demás, facilitando que empaticemos con ellos y consigamos interacciones sociales y relaciones humanas fluidas y sanas. De ahí que este tipo de inteligencia sea propia de profesionales como políticos, profesores y maestros, médicos de cabecera, comerciales o líderes religiosos.

Es fácil ponerle cara a este tipo de inteligencia emocional, solo hay que pensar en ese compañero de trabajo con el que todo el mundo quiere estar y con quien es fácil sincerarse y percibir su apoyo consante.

Inteligencia interpersonal Vs. inteligencia emocional e intrapersonal

A raíz de la Teoría de las inteligencias múltiples, otros estudiosos han desarrollado nuevos paradigmas que han dado lugar al concepto de inteligencia emocional, término introducido inicialmente por Peter Salovey y John Mayer en 1990 y popularizado por Daniel Goleman en Emotional Intelligence.

¿Cuál es la diferencia entre estas tipologías de inteligencia? Aunque inteligencia interpersonal y emocional pueden parecer sinónimos, pues se centran en la regulación de emociones, son ideas diferentes. En concreto, el llamado EQ es un concepto más amplio y se refiere a la suma de la inteligencia interpersonal e intrapersonal propuestas por Gardner, entendida esta última como “la capacidad de tomarse un modelo ajustado, verídico, de uno mismo y ser capaz de usar este modelo para desenvolverse eficazmente en la vida”.

Así, mientras que la inteligencia interpersonal está vinculada a nuestra habilidad para mantener relaciones humanas y la intrapersonal se refiere a la capacidad para gestionar nuestras propias emociones, la inteligencia emocional engloba ambas competencias.

Competencias de la inteligencia interpersonal

¿Para qué sirve la inteligencia intrapersonal a nivel empresarial? Estas son algunas de las fortalezas o habilidades que ponen de manifiesto aquellos individuos con altos niveles de este tipo de inteligencia:

  • Desarrollan relaciones sociales buenas y numerosas.
  • Son estupendos comunicadores.
  • Demuestran simpatía y sentido del humor, mejorando el ambiente de la empresa.
  • Son capaces de comprender a los demás: sus sentimiento, aspiraciones, miedos…
  • Son hábiles en la organización de eventos y dirección de equipos.
  • Fomentan la colaboración y participación de otras personas en las iniciativas.
  • Practican la escucha activa.
  • Ayudan a los demás en la solución de problemas.
  • Tienen una mente abierta que les permite aceptar diferentes puntos de vista.
  • Son buenos asesorando y mediando en los conflictos.
  • Poseen grandes dotes negociadoras.
  • Son grandes líderes, al contar con el respaldo del grupo.

Si crees que posees este tipo de inteligencia y quieres potenciar tus habilidades, en la Escuela Europea de Management disponemos de dos programas formativos que te ayudarán a sacar provecho de tus habilidades sociales, según el campo que quieras fortalecer: el Curso Online en Comunicación y Negociación eficaces y el Curso Online en Liderazgo de equipos y desarrollo de colaboradores. ¿Con cuál te quedas?




New Call-to-action