902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

El coaching profesional es una técnica cada vez más demandada e implantada en el ámbito de las empresas de todo el mundo. Sin embargo, cuando nos referimos a pymes, autónomos y emprendedores, esta herramienta suele tener poca presencia.

La baja participación de los emprendedores en cuanto a la formación y mejora personal aprovechando las ventajas del coaching profesional, se suele deber al aspecto económico. Esta técnica no es vista todavía como una forma real y poderosa de mejorar en todos los campos de una pequeña empresa o un emprendedor. Por lo tanto, es una inversión que se desecha.

Sin embargo, el coaching profesional es de vital importancia para el emprendedor, puesto que ofrece herramientas muy válidas para ser más productivo, encontrar caminos de éxito y mejorar en el terreno del desarrollo personal.

Guía: ¿Qué cuestiones se plantean las empresas sobre la empleabilidad?

Objetivos que se logran con el coaching profesional para emprendedores

Dada la importancia del coaching profesional para emprendedores, nos gustaría comentar a continuación una serie de objetivos que se pueden obtener implantando esta técnica.

Adaptación al entorno

El mundo empresarial está en constante evolución, y siempre sometido a cambios en el entorno. Así pues, no todos los profesionales están capacitados para sobrevivir y adaptarse a la complejidad del mercado laboral actual. Sin embargo, el coaching profesional ofrece técnicas capaces de promover la formación y adaptabilidad de los emprendedores a este complicado panorama.

Mejorar la capacidad de liderazgo

El coaching profesional implica además una mejora del desarrollo personal y la capacidad de motivación, tanto intrínseca como extrínseca. Con estas virtudes, no es por tanto extraño que un emprendedor aumente su liderazgo de forma positiva.

Potenciación de fortalezas

Una capacidad necesaria en un emprendedor es la de potenciar sus fortalezas, de la misma forma que debe saber técnicas para minimizar debilidades. Sin duda, el coaching profesional es la herramienta perfecta para ello.

Mejora de la capacidad negociadora

Si nos fijamos bien, la negociación es una parte muy importante de la vida. Desde que nacemos, desarrollamos técnicas para llegar a acuerdos. Comienzas siendo niño, con tus padres y amigos. Posteriormente, debes saber implementar todo lo aprendido en la vida profesional. Para ello, el coaching es fantástico, puesto que tus objetivos cuando tengas que enfrentarte a clientes, jefes, colaboradores, etc., serán mucho más fáciles de conseguir con la formación y conocimiento adecuado.

Gestión del fracaso

Por desgracia, no todo en la vida son éxitos. Para aprender a montar en bicicleta, todos hemos tenido que caernos una y mil veces. Sin embargo, hay que saber gestionar bien el fracaso, aprender de las derrotas y aprovechar la valiosa información y formación obtenida para mejorar en los siguientes proyectos. Cualquier emprendedor que haga uso del coaching profesional, interiorizará estos conceptos tan valiosos.

Uso de la experiencia

Aunque pueda parecer extraño, toda experiencia adquirida a lo largo de la vida, incluso la que se interprete como insignificante, puede ser aprovechada. Un emprendedor, que ha de tener sus cinco sentidos en cada detalle de cuanto sucede a su alrededor, necesita tener este hecho claro y aplicarlo en todas las facetas de su proceder laboral y personal. Para mejorar en este aspecto, el coaching profesional es una técnica adecuada e indicada.

Es evidente que una inversión en coaching profesional por parte de cualquier emprendedor no es dinero desaprovechado ni perdido. De hecho, ya en el corto plazo se pueden vislumbrar los primeros resultados positivos a este respecto.

 

Post relacionados:

New Call-to-action