902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

¿Estás satisfecho con tu empleo? ¿Te sientes motivado por lo que realizas? ¿Te levantas cada mañana con ganas de afrontar un nuevo día en el trabajo? El bienestar laboral, sentirse comprometido con la empresa y creer en la misión que se realiza es clave para el éxito de la carrera profesional. Si no es tu caso, es momento de reinventarse.

Guía gratuita: Cómo potenciar el desarrollo personal y profesional

¿Por qué es necesario reinventarse?

Según la VI Encuesta Europea sobre las Condiciones de Trabajo 2015 de la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo, uno de cada tres trabajadores españoles no se siente comprometido con su actual trabajo, lo que influye tanto en los resultados de la compañía como en su propia satisfacción personal.

Es más, más de la mitad de los profesionales, tanto empleados como directivos, consideran que sus empleos no les motiva, según el Barómetro anual de Cegos Clima estrés y calidad de vida en el trabajo de 2015, y solo el 25% considera que goza de un alto bienestar en su trabajo, según el último informe  Cigna 360 Wellbeing Score. Spain Report.

Sin embargo, son numerosas las investigaciones que ponen de relieve el alto impacto de la satisfacción laboral y la productividad. Por ejemplo, un informe de la Universidad de Warwick encontró que los trabajadores felices son un 12% más productivos, mientras que otro estudio de Gallup reveló que los empleados desmotivados se ausentan un 37% más y comenten un 60% más de errores que los que sí están comprometidos.

¿Cuándo reinventarse?

¿Cómo podemos saber si ha llegado el momento de afrontar nuevos retos? Según un artículo de Peter Lane Taylor para la revista Forbes, hay cinco señales que nos advierten de que ha llegado la hora de pasar página y reinventarse:

  • Pasar demasiado tiempo laboral en internet. Navegar por la red o consultar las redes sociales con frecuencia durante la jornada de trabajo es un claro indicio –salvo que sea por cuestiones profesionales- de que las funciones del empleo no son suficientemente atractivas como para captar tu atención. La misma pauta puede aplicarse a cualquier otro modo de perder el tiempo en el trabajo.
  • Pensar en el trabajo ideal. Si te descubres imaginando cómo sería tu carrera profesional soñada, en lugar de pensar en cómo puedes mejorar y prosperar tu actual puesto, quizá debas darle un giro a tu vida laboral.
  • Retomas viejos y malos hábitos. La falta de motivación en el trabajo se refleja también en la vida personal. Así, es muy habitual que si no estás satisfecho con tu actual situación caigas en malos hábitos generados por la desidia acumulada durante la jornada, como dejar de ir al gimnasio o retrasar quehaceres diarios, por ejemplo.
  • Sentir desapego profesional. Cuando el trabajo no te llena es más fácil estar distraído y olvidar obligaciones. Faltar a una cita con un proveedor, no responder los emails o hacerlo con desgana, sentir un mayor malestar respecto a los compañeros o los superiores… son una expresión de la necesidad de reinventarse.
  • Perder el rumbo. ¿Qué quieres hacer con tu vida profesional? Si hace unos años soñabas con ser directivo de una empresa tecnológica o director financiero de una entidad bursátil pero ahora has perdido de vista tu objetivo final, replantéate darte un periodo para ordenar las ideas y volver a empezar.

¿Cómo reinventarse?

¿Te has sentido identificado con los cinco puntos anteriores? Entonces, sigue el siguiente decálogo para redirigir tu carrera profesional hacia tus objetivos reales:

  1. Determina tu verdadera vocación. Siéntate, reflexiona y analiza qué te gustaría hacer con tu tiempo. No hay por qué hacer un cambio espectacular para reinventarse. Por ejemplo, quizá cambiando tu situación laboral de empleado a freelance conseguirás sentirte realizado.
  2. Evalúa tus fortalezas y debilidades. Se trata de realizar un autoanálisis para conocer los puntos y fuertes de cara a la puesta en marcha del plan ideado.
  3. Capacítate. No importa si aún te faltan actitudes o aptitudes para conseguir tu trabajo soñado; fórmate, amplía tus capacidades y cubre tus áreas de mejora para poder alcanzar tu vocación.
  4. Busca las oportunidades. El empleo soñado no va a ir a tocar a tu puerta. Analiza el mercado, profundiza en las nuevas tendencias y nichos y ve a ocupar tu espacio.
  5. Profundiza en el sector. Si estás interesado en un área de negocio, conviértete en todo un experto sobre la misma.
  6. Comienza con pequeñas tomas de contacto. Reinventarse no es algo que se consiga de la noche a la mañana. Realiza inmersiones puntuales para conocer el sector y, después, intensifica esta actividad.
  7. Deshazte del lastre. Si tu actual trabajo o tu lugar de residencia, por ejemplo, te impide iniciar el proceso de reciclaje deshazte de ellos. Aunque el cambio no tiene que ser drástico, en algún momento tendrás que despedirte de ciertas partes de tu vida anterior.
  8. Amplía tu red profesional. Si quieres empezar una nueva carrera profesional vas a necesitar todos los apoyos y alianzas posibles para que sirvan como trampolín.
  9. Pide ayuda. No estás solo: busca apoyo de tus familiares y amigos, asesoramiento de otros profesionales o inspiración en grandes directivos que consiguieron reinventarse.
  10. Vence al miedo. Avanzar por un camino inexplorado genera dudas a todo el mundo. Mantente fiel a tu propósito y, al final, lo lograrás. Recuerda que, como dijo Albert Einstein, “solo los que intentan lo absurdo puede lograr lo imposible”.

 

Post relacionados:



New Call-to-action