902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

Nos centramos hoy en el dafo personal y todo cuanto has de saber sobre él. Descubrirás a lo largo de la entrada sus muchas utilidades y cómo usarlo de forma correcta para reconocer tu propias fortalezas y debilidades junto a otras informaciones interesantes como las oportunidades y amenazas que te pueden afectar.


Guía: ¿Qué cuestiones se plantean las empresas sobre la empleabilidad?

Definición de dafo personal

El dafo personal es una herramienta que se puso en práctica en los años 60 en Estados Unidos y no ha dejado de utilizarse desde entonces. Consiste en un análisis de la situación de un proyecto, empresa o empleado. Entre sus funciones está el estudio de las fortalezas y debilidades, lo que se conoce como situación interna, y las oportunidades y amenazas, que se llama situación externa.
Como puedes comprobar, el factor estratégico del dafo personal es enorme, puesto que permite conocer las interioridades de una persona o proyecto, así como el entorno inmediato que le rodea.
Como bien hemos dicho anteriormente, el dafo personal puede aplicarse a situaciones empresariales y de proyectos, aunque en este caso nos centraremos en empleados o trabajadores, que podemos ser nosotros mismos. En este sentido, descubrirás que es una herramienta de gran potencial, puesto que sirve para para el autodescubrimiento y mejora en la visión propia, conocimientos y metas.

Pasos a seguir en un dafo personal

Al aplicar un dafo personal, hay una serie de pasos que hemos de seguir para que la herramienta se aplique de forma correcta:

  • Situación interna: En este punto buscaremos las debilidades y fortalezas del individuo.
  • Situación externa: Será el momento de estudiar las amenazas y oportunidades que atañen al empleado en cuestión.
  • Elaboración de matriz dafo: Llega el momento de estudiar los resultados que ha arrojado la investigación y el dafo personal.
  • Estrategia a seguir: Según la información obtenida, elaboraremos una estrategia para potenciar las fortalezas, minimizar las debilidades, aprovechar las oportunidades y luchar contra las amenazas.

Dafo personal: Situación interna

En primer lugar, usaremos el dafo personal para estudiar la situación interna. Llegados a este punto, hemos de comenzar por las fortalezas y las debilidades del individuo.

  • Fortalezas: Analizaremos los recursos de los que dispone la persona en cuestión que le pueden dar ventaja frente a la competencia. Estudiaremos en este caso las capacidades, las actitudes, su talento, la opinión de otros compañeros, las aptitudes, etc.
  • Debilidades: En este caso toca dilucidar dónde están las debilidades de la persona en cuestión para que puedan ser eliminadas o minimizadas. Habrá que analiza cuestiones como los aspectos mejorables tanto personales como profesionales, apartados en los que el empleado está por debajo de sus compañeros, cómo evitar que queden al descubierto los puntos débiles, estrategias de mejora, etc.

Dafo personal: Situación externa

Toca ahora el momento de estudiar la situación externa, es decir, las oportunidades y amenazas que se han descubierto en la fase anterior.

  • Oportunidades: Según los datos arrojados, llega el momento de evaluar factores positivos detectados para que sean aprovechados. En este sentido, cabrá destacar las circunstancias favorables, las aspiraciones interesantes descubiertas, los talentos encontrados, las mejoras personales y laborales que permiten un beneficio, etc.
  • Amenazas: Una vez conocemos las oportunidades, también debemos estudiar las amenazas. Dilucidaremos los obstáculos, la competencias, los recursos necesarios para potenciar y aquellos factores que impiden el desarrollo correcto.

Dafo personal: Elaboración de matriz dafo

Llegados a este punto, toca la elaboración de la matriz dafo, en la que se resumen los resultados obtenidos en el análisis. Las fortalezas que se han descubierto en el individuo, sus debilidades, las oportunidades que presenta y las amenazas localizadas.

Dafo personal: Estrategia a seguir

Con toda la información obtenida, hemos de elaborar una estrategia a seguir basada en los resultados que se han conseguido con el dafo personal. En ella debe estipularse la potenciación de las fortalezas, la minimización de las debilidades, los desafíos o amenazas cercanos y la forma de actuar para eliminarlos a la vez que aprovechamos las oportunidades descubiertas.

 

Post relacionados:


New Call-to-action