902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

¿ Estás callado y no intervienes durante las reuniones?. ¿Aceptas cualquier encargo por miedo a decir ‘No’? ¿Crees que tus opiniones no son tan interesantes como las de otros compañeros? Si tus respuestas son afirmativas, te encuentras dentro de los profesionales con comunicación pasiva.

Según Peter Drucker, “el 60% de los problemas empresariales son consecuencia de una mala comunicación”; en esta situación se encuentran tanto en estilo agresivo como el pasivo. Los profesionales efectivos deben centrar sus esfuerzos en desarrollar su asertividad.Comunicación pasiva: supera tu miedo a decir ‘No’

Concepto de comunicación pasiva

Dentro de la comunicación, existen tres modelos: asertivo, agresivo y pasivo. Mientras en el primero, la persona traslada sus necesidades, sentimientos e ideas man, siendo respetuoso con los demás. En el estilo agresivo, busca anteponer a toda costa su perspectiva personal frente al resto. Por último, en la comunicación pasiva, el emisor no comparte sus opiniones para evitar conflictos y enfrentamientos.

Guía gratuita: Cómo potenciar el desarrollo personal y profesional
Como señala el Departamento de Salud de Rhode Island, la comunicación pasiva “es la que está relacionada con, las personas que no expresan sus necesidades, ni sus posturas ni sus opiniones, y que, normalmente, están de acuerdo con los otros, aunque vayan en contra de sus propias creencias”.

En este sentido, Walter Riso, en Cuestión de dignidad, el derecho a decir no, señala que las personas con comunicación pasiva “suelen permitir que se aprovechen de ellas, al no defenderse a sí mismas y hacer todo lo que le dicen, sin importar sus sentimientos, llegando a almacenar una gran carga de resentimiento, rabia y depresión”.

Características de la comunicación pasiva

¿Tienes una comunicación pasiva? Veamos de forma más práctica cómo se traduce este estilo de comunicación:

  • Perfil bajo en el lenguaje no verbal. ¿Evitas las miradas al hablar con otros? ¿Empleas un tono de voz bajo? ¿Muestras una postura corporal tímida, con hombros bajos y manos escondidas o temblorosas? Si, con tu comunicación no verbal, expresas sumisión, entonces estás dentro del estilo pasivo.
  • Discurso impersonal. Cuando tienes seguridad en tus opiniones, empleas un estilo directo en el lenguaje. “Creo que sería bueno…”o “ Considero que deberíamos hacer…”. En cambio, en la comunicación pasiva se emplea un discurso impersonal del tipo “Sería bueno que…” o “¿Se ha arreglado el fallo de…”.
  • Evitar el enfrentamiento. Como comunicador pasivo intentarás, por todos los medios, que no surjan enfrentamientos durante una conversación, dando la razón a los demás o simplemente callándote ante opiniones que no compartes.
  • Uso de eufemismo. En esta búsqueda de evitar el conflicto», recurres a eufemismos, circunloquios o disculpas constantes.
  • Eliminación de emociones. ¿Tratas de no mostrar tus sentimientos cuando hablas? ¿Nunca expresas tu enfado, aunque lo sientas? Las personas que usan la comunicación pasiva ocultan sus estados de ánimo y emociones, esperando que los demás adivinen sus deseos y emociones.

Inconvenientes de la comunicación pasiva

La comunicación pasiva conlleva una serie de desventajas, que se convierten en serios problemas en el ámbito laboral. ¿Cuáles son los inconvenientes de contras de este estilo comunicativo?

  • Son conformistas y apáticas.
  • Tienen miedo a asumir nuevos retos.
  • Se sienten incomprendidas, experimentando sentimientos de desamparo, baja autoestima, depresión…
  • Son inseguras.
  • Muestran un bajo control ante situaciones difíciles.
  • Son incapaces de hacer valer su opinión.
  • Son manipulables y permiten que otros tomen decisiones por ellas mismas.
  • No practican la asertividad.
  • No gestionan bien las emociones y pueden sufrir crisis psicológicas que terminen con ataques de ira o rabia.

En este sentido, si la comunicación en las organizaciones, en palabras de Carlos Fernández Collado, autor de La comunicación en las organizaciones, es “el conjunto de técnicas y actividades encaminadas a facilitar y agilizar el flujo de mensajes que se dan entre los miembros de la organización, entre la organización y su entorno”, ¿cómo conseguirá una comunicación pasiva responder a estos objetivos?

Si bien es cierto que la comunicación pasiva reduce el nivel de conflicto inmediato, a largo plazo, produce numerosas consecuencias negativas. ¿Qué puedes hacer? Modificar este estilo por un modelo más asertivo.

Pautas para convertir la comunicación pasiva en asertiva

¿Cómo puedes pasar de una comunicación pasiva a una asertiva? En Coaching para protagonistas, Vicky Morandeira, expone tres sencillos pasos para practicar la asertividad:

  1. Analizar y exponer los hechos que argumentan tu opinión o comportamiento.
  2. Explicar qué sentimientos produce la situación.
  3. Trasladar a la otra persona cuál sería la conducta adecuada y correcta.

Y recuerda que, cualquier persona, tiene una serie de derechos a la hora de comunicarse, expuestos por Manuel J. Smith en Cuando digo NO, me siento culpable:

  • El derecho a ser tratado con respeto y dignidad.
  • El derecho a tener y expresar los propios sentimientos y opiniones.
  • El derecho a ser escuchado y tomado en serio.
  • El derecho a tomar tus propias decisiones.
  • El derecho a decir ‘No’ sin sentir culpa.
  • El derecho a pedir lo que quieres, siendo consciente de que los demás también tienen el derecho a decir ‘No’.
  • El derecho a cambiar.
  • El derecho a cometer errores.
  • El derecho a pedir información y ser informado.
  • El derecho a obtener aquello por lo que pagaste.
  • El derecho a ser independiente.
  • El derecho a decidir qué hacer con tus propiedades, cuerpo, tiempo, etc., mientras no se violen los derechos de otras personas.
  • El derecho a tener éxito.
  • El derecho a gozar y disfrutar.
  • El derecho a tu descanso, aislamiento, siendo asertivo.
  • El derecho a superarte, aun superando a los demás.

Ahora bien, si quieres comprender los principios fundamentales de la comunicación interpersonal asertiva, fórmate en esta habilidad profesional a través del Curso Online en Comunicación y Negociación Eficaces de la Escuela Europea de Management.


New Call-to-action