902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

Vamos a centrarnos hoy en el coaching, significado, objetivos y cómo puede mejorar el desarrollo personal y profesional de aquellos que usan esta metodología para perfeccionar sus competencias, empleabilidad y plenitud vital.

[cta_hubspot id=3515]

Coaching, significado y definición

Comenzamos destacando el significado de coaching. Una buena definición del término lo englobaría como un método de aprendizaje proactivo y dinámico que produce la interacción entre un aprendiz y un coach, término equivalente a instructor o tutor.

La labor del coaching engloba actividades y acciones encaminadas al desarrollo personal y profesional del individuo, aunque también se puede aplicar a aspectos corporativos, empresariales, organizacionales, e incluso deportivos, procurando en el proceso alcanzar las metas, objetivos y mejoras propuestos al comienzo.

Es decir, que el coaching es una especie de entrenamiento y preparación para que la persona que lo recibe potencie sus fortalezas, minimice sus debilidades y obtenga un desarrollo profesional y personal óptimo, a través de la ayuda de un mentor que le guiará en todo momento para que haga realidad sus metas. Durante el trayecto, el tutor realizará actividades de motivación, orientación, asistencia, observación y evaluación para asegurarse de que el método está evolucionando de forma correcta y en la dirección deseada, obteniendo el rendimiento esperado.

Coaching, objetivos

Vamos ahora a profundizar en los objetivos que se suelen perseguir con este método de desarrollo personal y profesional:

  • Un objetivo muy habitual en el coaching actual es el profundizar y desarrollar las capacidades de liderazgo de equipos, mejorando habilidades como la comunicación, la empatía o la facilidad negociadora.
  • Otro de los objetivos muy habituales del coaching es la potenciación de las fortalezas de una persona o grupo. En el mismo proceso se suelen incluir el descubrimiento y minimización de debilidades.
  • Siempre que hay cambios en un entorno, ya sea formativo, organizacional o corporativo, se suele hacer uso del coaching para lograr una mejor adaptación a las nuevas situaciones.
  • También es útil el coaching en situaciones complejas, de resolución difícil. En momentos conflictivos en que se requieren actuaciones fuera de lo normal, este método puede ser enormemente efectivo y productivo.
  • El coaching también goza de mucha eficiencia en situaciones de negociación. Ya sea frente a un proceso importante como fusiones, atracción de nueva clientela, etc.
  • De cara al emprendimiento, el coaching tiene un significado excepcional, pues nadie como un mentor puede aconsejar mejor a una persona que se enfrenta por primera vez a un campo profesional complejo.
  • El mercado laboral actual está inmerso en constantes cambios. Estar preparado para ellos y saber navegar en el mar de incertidumbres actuales es una labor importante del coaching.
  • La pérdida no siempre es fácil de gestionar y digerir. Por ello muchos individuos utilizan el coaching. De esta forma consiguen superarla e incluso transformarla en oportunidades para formarse, crecer profesionalmente, e incluso mejorar su empleabilidad.

Es evidente que el coaching implicará siempre unas condiciones positivas y de mejora del desarrollo personal, profesional y humano de toda persona que recibe este entrenamiento o que desee ayuda para encontrar su camino en un complejo mundo lleno de incertidumbre.

 

Post relacionados:

[cta_hubspot id=3514]