902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

¿Tienes un compañero de trabajo que no para de lamentarse de lo mal que le trata la vida, que siempre ve impedimentos ante cualquier nueva iniciativa o que piensa que si algo puede salir mal, saldrá mal? De acuerdo con el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE), entre el 5 y el 15% de las empresas cuentan con colaboradores tóxicos en su plantilla. Pero, ¿qué puedes hacer para lidiar con personas negativas?

5 consejos para lidiar con personas negativas en el trabajo

Concepto de pesimismo

Según recogen David Watson y Lee A. Clark en Negative Affectivity: The Disposition to Experience Aversive Emotional States, “la afectividad negativa es un rasgo que refleja la tendencia a experimentar emociones negativas a través del tiempo y de situaciones”.

Es cierto que todos, en mayor o menor medida, presentamos cierta propensión hacia el pesimismo. De hecho, existe un sesgo cognitivo de negatividad, un fenómeno psicológico que nos lleva a poner más énfasis en aquellos acontecimientos negativos que en los positivos. Por ejemplo, seguro que recuerdas con especial resquemor aquel día en el que un colega no te ayudó ante un problema, pero habrás olvidado la infinidad de ocasiones en las que estuvo ahí para apoyarte. Como señala el neuropsicólogo Rick Hanson, autor de Hardwiring Happiness, “nuestro cerebro es como el velcro para las experiencias negativas y como el teflón para las positivas”.

Guía gratuita: Cómo potenciar el desarrollo personal y profesional

Sin embargo, hay algunos individuos en los que esta actitud negativa es mucho mayor, convirtiéndose en personas extremadamente pesimistas, entendidas como aquellas que “tienden a ver y a evaluar las situaciones de una forma desfavorable, basándose en malas experiencias o acontecimientos desagradables en su vida para anticipar el ‘negro futuro’ que les espera”, según la definición aportada por la doctora en Psicología Vanesa Fernández López en el artículo Test ¿Eres negativo?.

Características de las personas negativas

Dado que el primer paso para lidiar con personas negativas es reconocerlas, Edith Sánchez explica en Personas negativas: 5 rasgos característicos  las conductas que identifican a este tipo de individuos:

  • Alta frustración. Los pesimistas son incapaces de aceptar que hay circunstancias que escapan de su ámbito de actuación, por lo que no logran aceptar determinadas situaciones, generando altos niveles de frustración y angustia.
  • Desistimiento ante los obstáculos. Esta incapacidad para distinguir entre lo que pueden o no pueden cambiar les lleva a rendirse cuando se enfrentan a una barrera, aunque sea objetivamente franqueable.
  • Exceso de sentido del ridículo. Otra de las características de las personas pesimistas es que se toman las cosas demasiado en serio, por lo que cualquier “desatino social” provoca en ellos vergüenza y aumenta la actitud negativa hacia el resto.
  • Queja constante. Estos sujetos siempre están lamentándose de su situación y centran su atención hacia las desgracias, sin ver más alternativas o posibilidades. Lo hacen, en gran parte, para esconder su falta de evolución y de compromiso.
  • Comparación con los demás. Por último, las personas negativas siempre están confrontando su situación con el resto, tratando de encontrar un halo de luz a sus propias circunstancias. Esto les lleva a alegrarse de las derrotas ajenas, ya que los sitúa en mejor posición frente a los compañeros, e incluso tratar de prosperar en la empresa a costa de los demás.

El riesgo de negativismo

Según el ensayo Emociones negativas y su impacto en la salud mental y física, de José Antonio Piqueras Rodríguez, Victoriano Ramos Linares, Agustín Ernesto Martínez González y Luis Armando Oblitas Guadalupe, las emociones negativas constituyen actualmente uno de los principales factores de riesgo para contraer enfermedades físicas y mentales.

Ahora bien, la negatividad no es algo que solo afecte a las personas que la desarrollan, sino que se extiende rápidamente por su entorno social. ¿Quién no ha visto menoscabada su moral al trabajar con un compañero pesimista o se ha sentido irritado ante la queja constante de otro miembro del equipo? No debemos olvidar que las emociones son contagiosas, como resultado del trabajo de las personas espejo, por lo que una actitud pesimista puede calar muy hondo y muy rápido en una empresa.

Como detalla Katey Lyon en el libro Personas tóxicas: una guía para identificar y tratar de manera inteligente con relaciones tóxicas, en un estudio realizado por el Departamento de Psicología Clínica y Biológica de la Universidad Friedrich Shciller (Alemania) se descubrió que el hecho de exponernos a estímulos que nos producen emociones negativas poderosas, como los que recibimos de las personas tóxicas, produce respuestas masivas de estrés en el cerebro.

Pautas para lidiar con personas negativas

Por tanto, no basta con desarrollar una visión resiliente y positiva a nivel individual, sino que también es necesario aprender a lidiar con personas negativas para evitar contagiarte de esta actitud y poder ayudar a estos compañeros a tener una perspectiva más constructiva.

Para conseguirlo, Rick Brinkman y Rick Kirschner, en Tratar con personas difíciles ¡es fácil!, ofrecen cinco pasos para sacar lo mejor de las personas pesimistas:

  • Seguirle la corriente. Es muy probable que pienses que para lidiar con personas negativas es necesario que trates de convencerla de que su visión no se corresponde con la realidad. Craso error; estos autores recomiendan dejarle ser todo lo pesimista que desee.
  • Valorar su utilidad. En cambio, para mejorar esta actitud es preciso reconocer el valor que aportan los comentarios negativos de estos compañeros de trabajo. Por ejemplo, ante una crítica por una propuesta tuya, lo mejor para lidiar con personas negativas es agradecerle su aportación porque te ayuda a mejorar tu iniciativa. Así se sentirán que suman y su visión catastrofista mejorará hacia una posición más constructiva y flexible.
  • Conseguir la respuesta contraria. Claro que, en algún momento, querrás que tus planes salgan adelante y no se topen con una constante desaprobación. ¿Cómo? Presenta a este tipo de colaboradores las alternativas primero. “Es posible en estos casos que la persona negativa responda en positivo, bien porque está convencida de que se enfrenta al problema de forma realista, bien porque es tan patológicamente negativa que quiere demostrarte que te equivocas, aunque en realidad esté de acuerdo contigo”, señalan los expertos.
  • Dejar una vía abierta. Los pesimistas tienen un ritmo diferente al resto y, si intentas que actúen con mayor rapidez, lo más probable es que consigas el efecto contrario. Por ello, la reacción más aconsejable para lidiar con personas negativas es dejarles tiempo para pensar y tenderles una mano a la que puedan agarrarse cuando estén listos.
  • Utilizarlas como recurso. No todo es negativo en el pesimismo. Por un lado, un compañero pesimista te ayudará a construir tu carácter y trabajar soft skills como la actitud positiva, la asertividad o la resiliencia. Será como entrenar los abdominales con pesas encima. Por otro, el hecho de lidiar con personas negativas puede contribuir a que detectes posibles problemas o fallos que el resto ha pasado por alto.

No obstante, si quieres potenciar tus habilidades blandas y construir relaciones sociales sólidas, en la Escuela Europea de Management ofrecemos el Curso Online Executive de Desarrollo Personal, con el que podrás aumentar en gran medida tu eficacia profesional y personal y aumentar tus oportunidades de acceso y promoción en el mercado laboral.


New Call-to-action