902 207 792 · skype:escuela_europea_management info@escuelamanagement.eu

¿Cuál es el secreto de la felicidad? Según la catedrática de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid María Dolores Avia, solo un 10% de la infelicidad de las personas procede de causas externas; el 90% restante, es una cuestión interna. De trabajar este bienestar emocional interior es de lo que trata la Psicología Positiva.

Guía: Claves para el éxito en la gestión de personas

Qué es la Psicología positiva

De acuerdo a la definición recogida por Martin Seligman y Mihayly Csikszentmihalyi  en Positive Psychology: An introduction, la Psicología positiva se define como “el estudio científico de las experiencias positivas, los rasgos individuales positivos, las instituciones que facilitan su desarrollo y los programas que ayudan a mejorar la calidad de vida de los individuos, mientras previene o reduce la incidencia de la psicología”.

En Why positive psychology is necessary, este campo es definido por Kennon M. Sheldon y Laura King como el estudio científico de las fortalezas y virtudes humanas, las cuales permiten adoptar una perspectiva más abierta respecto al potencial humano, sus motivaciones y capacidades”.

Se trata, en definitiva, del “estudio científico del funcionamiento humano óptimo”, como señala el Positive Psychology Manifesto  suscrito en 1999 por Ken Sheldon, Barbara Frederickson, Kevin Rathunde, Mike Csikszentmihalyi y Jon Haidt.

A diferencia de la Psicología tradicional, que se centra en tratar las enfermedades y problemas de los sujetos, la Psicología positiva entiende que  la salud emocional no es sólo ausencia de patologías y, por ello, pone el foco de atención en el bienestar de las personas buscando respuesta a la pregunta de qué nos hace felices.

Sus orígenes son recientes, remontándose a la década de los 90 cuando Seligman, profesor de la Universidad de Pensilvania, introdujo un cambio de perspectiva: la felicidad puede trabajarse internamente. En este sentido, el psicólogo explica en su libro La auténtica felicidad que cada uno de nosotros tiene un rango de felicidad determinado y, por tanto,las personas tristes no son felices de forma duradera y las personas felices no se sienten tristes de forma duradera”. Sin embargo, aplicando la Psicología Positiva, Seligman asegura que “se puede llegar a vivir dentro de los límites más elevados del rango fijo de felicidad”, identificando y utilizando muchas de las fortalezas y rasgos que ya poseemos.

Como apunta la doctora Mercedes García, del Instituto Psicobiológico, “el éxito social y económico no garantiza ninguna inmunidad para desarrollar problemas psicológicos; es la motivación, la actividad dirigida a algo, su búsqueda, y no el logro o la satisfacción de los deseos, lo que produce en las personas sentimientos positivos más profundos”.

Las claves de la felicidad

De este modo, Seligman desarrolló un modelo de Psicología positiva basado en cinco pilares y recogido en  Flourish: A Visionary New Understanding of Happiness and Well-Being. El conocido como modelo PERMA (un acrónimo de sus siglas en inglés), el bienestar emocional viene dado por cinco factores no excluyentes:

  • Emociones positivas (Positive emotions). Cuanto mayor sea la proporción de palabras y emociones positivas que emitamos o sintamos durante el día frente a las negativas, mayor será nuestro bienestar.
  • Implicación (Engagement). Las personas que se involucran en cada acción del día a día, incluso en aquellas que no les resulten placenteras, consiguen dar la vuelta a la situación utilizando sus fortalezas, lo que incrementa también la felicidad.
  • Relaciones sociales (Relationship). Mantener contactos sociales positivos y constructivos con otras personas también ayuda a elevar el bienestar personal.
  • Propósito (Meaning). Cuando los individuos encuentran un significado a sus actos y sienten que están aportando algo a la sociedad, por poco que sea, su felicidad aumenta.
  • Logro (Accomplishment). Si no abandonamos nuestros objetivos y persistimos en las metas hasta conseguirlas, el bienestar emocional se verá beneficiado notablemente.

Cómo trabajar el bienestar

Por su parte, el psicólogo pionero en la medición del bienestar emocional Michael Michael W. Fordyce recopila en su obra The Psychology of Happiness, lo que él llama los 14 principios básicos de la felicidad:

  1. Estar activo y ocupado.
  2. Emplear más tiempo en actividades sociales.
  3. Ser productivo en un trabajo que tenga sentido para nosotros.
  4. Ser organizado y planificar las cosas.
  5. Parar la preocupación excesiva.
  6. No tener muchas expectativas ni aspiraciones.
  7. Desarrollar una forma de pensar positiva y optimista.
  8. Vivir el presente.
  9. Trabajar para conseguir una personalidad saludable.
  10. Fomentar una personalidad social y extrovertida.
  11. Ser nosotros mismos, es decir, elegir lo que hacemos y actuar de acuerdo con nuestros pensamientos y sentimientos.
  12. Tener pocos sentimientos negativos y problemas.
  13. Las relaciones íntimas son la mejor fuente de felicidad, con diferencia.
  14. Valorar la felicidad.

 

Post relacionados:





New Call-to-action